NO HAY PEOR CIEGO QUE… (2da. Parte)

En el articulo anterior vimos que somos reconocidos hijos de Dios cuando recibimos a Cristo como Señor y Salvador de nuestras vidas, cuando nos convencemos que nuestra vida pecaminosa necesita la Santidad del Hijo, cuando le cedemos nuestra voluntad a Su dominio. En este articulo veremos que además somos constituidos hijos de Dios cuando reconocemos … Sigue leyendo NO HAY PEOR CIEGO QUE… (2da. Parte)