¿ESTÁS PREPARADO?

Por tanto —agregó Jesús—, manténganse despiertos porque no saben ni el día ni la hora.” Mateo 25:13 NVI

Adoradores en espíritu

Estamos en una época en la que nos preparamos para casi todo. Para el futuro, para cuando sabemos que el agua al día siguiente escaseará o cuando no habrá supermercados abiertos, o nos preparamos para salir de viaje, etc. Pero no siempre estamos preparándonos para cuando el Señor venga repentinamente. Es más hay quienes ni siquiera consideran que esto vaya a ocurrir.

Sin embargo, prestando atención al pasaje, la conclusión concreta de esta maravillosa ilustración narrada por el Señor Jesús es esta: “manténgase despiertos, estén preparados, estén alertas, no se confíen, alístense, porque en cualquier momento vendré y será terrible si no están preparados, será muy doloroso perderse mi presencia eternamente”.

Sin lugar a dudas el Señor está invitándonos a no vivir confiados, fríos, desinteresados en lo que a los asuntos del Reino se refiere. Él está llamando a que las lámparas de nuestro corazón  estén con el suficiente aceite de dedicación Cristiana para que en Su llegada la puerta no quede cerrada y nosotros fuera de ella.

Pregunto ¿hay suficiente aceite en tu lámpara? ¿Estas aguardando su llegada? ¿Crees en su venida? ¿La anhelas? O ¿aún no crees en que El volverá?

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

El Señor está invitándonos a no vivir confiados, fríos, desinteresados en lo que a los asuntos del Reino se refiere.

Semillas de Fe

Semillas de Fe.

¿EN DÓNDE ESTA LA FE?

No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra? (Luc 18:8b)

La viuda y el juez injusto

Por aquella época, las personas se deslumbraron con las enseñanzas del Señor Jesucristo. Pues sin palabras rebuscadas, enseñó el Camino que conduce al Padre. Con ilustraciones simples, explicaba las grandezas del Reino y dio lecciones sobre la verdadera conducta cristiana. Como ellos concuerdo con ellos, Jesús es incomparable.

Nuestro texto es la conclusión de una maravillosa historia que Él utilizó para explicar la importancia de orar y no desfallecer en ello (Lc 18:1); Habló sobre una mujer que insistentemente buscó a un juez que ni creía en Dios, ni tenía el menor respeto por nadie. Y que después de tanto insistir, fue escuchada y recibió justicia. Jesús entonces comparó al Dios justo con aquel hombre injusto y preguntó: ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Y concluye afirmando: Os digo que pronto les hará justicia, (Lc 18:7-8). Luego, para que su audiencia reflexione dice: “cuando Él venga, ¿hallará fe en la tierra?

Observa dos maravillosas verdades, (1) Él volverá. Este es un hecho ineludible. Son palabras reveladoras de un hecho futuro, y sabes, Jesús no miente. Y podría hablar solo de eso pero quiero que veas lo sig. (2) Es posible que en su venida la Fe halla escaseado.

¿Que significa esto? que es posible que las personas cesen de orar. Que sean inconstantes en buscar de Dios. Que ya no suplique más a Él. Es posible, que muchos hayan perdido la esperanza de que Cristo vuelva o que duden que existe Dios, o que Él pueda escucharlos, o que Él los haya olvidado.

Si prestamos atención a los patrones de conducta de nuestro tiempo, notarás que son similares a los que antes cité. Cada vez más hay personas que están perdiendo su fe, la esperanza de que Cristo vuelva, están dejando de clamar a Dios. Entonces, ¿Estará cerca la venida del Señor? Y tú ¿Estás clamando porque esto suceda? Nos dejemos de buscar a Dios en oración, y no desfallezcamos en desear que Cristo vuelva pronto.

¿Que significa esto? que es posible que las personas cesen de orar. Que sean inconstantes en buscar de Dios. Que ya no suplique más a Él.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.