DESEOS DE GRANDEZA

“Al oír esto, los diez se indignaron contra los dos hermanos.” (Mateo 20:24 LBLA). 

No cabe duda que como seres humanos, el deseo de sobresalir está arraigado en nuestro ADN. La ambición de reconocimiento es una necesidad inalienable en nosotros. 

Soberbia

Que una persona niegue que ambiciona los lugares de prominencia, de reconocimiento, que quiera ser grande, es una total falacia. Todos sin excepción estamos añorando la aprobación de las masas. Queremos que cualquier cosa que hagamos, por sencilla que sea, se vuelva tendencia en redes sociales, que se haga viral.  Precisamente por eso las redes sociales se han vuelto tan indispensables en nuestra vidas, pues son el medio ideal para exponer todos esos deseos de grandeza que llevamos. 

Así que, presta mucha atención, porque hoy te daré una fórmula milenaria para que alcances fama, y reconocimiento. Está es la misma fórmula que aplicó el hombre más trascendente de la historia. De quien más se ha escrito a lo largo de los siglos. Y que le enseñó a sus aprendices el día que su tía le pidió que apartara para dos ellos lugares prominentes junto a Él en el cielo y con lo cual provocó que los otros diez se enfurecieran. 

La fórmula para alcanzar la grandeza es: SER SERVIDOR DE LOS DEMÁS

Jesús hizo una comparación que es por demás extraordinaria, les dijo que los poderosos del mundo a fuerza y opresión, se imponen ante los demás. Sin embargo, les dijo: “No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo”. (Mateo 20:26-27 LBLA).

Nota el énfasis que hace en el hecho que la grandeza se alcanza únicamente SIRVIENDO. Y de acuerdo al orden de los valores del Reino para servir se requiere de quitarse todo tipo de pensamiento de grandeza. Es decir, se necesita ser humilde. El mismo Jesús dijo que “Él no vino a este mundo para ser servido sino para servir y dar su vida en rescate de muchos”  (Mt. 20:28). 

Entonces, tú puedes aspirar a grandeza bajo dos sistemas de valores. 

1.  Puedes ser grande de acuerdo a la ideología satánica. La cual será condenada por el envanecimiento del corazón (1Ti 3:6). La cual Dios resiste, aborrece (St. 4:6). O

2.  Puedes ser grande de acuerdo a la ideología del Reino. La cual consiste en despojarte de todo anhelo envidioso, egoísta y orgulloso, para sinceramente darle la Gloria al Señor en lo que haces. Pablo dijo: “¿qué pues es Apolos o Pablo, Servidores…” y así cualquiera. Solo somos servidores del mas glorioso de todos los Reinos, EL REINO DE DIOS. 

Si tras leer este escrito reconoces que en tu corazón ha estado ese anhelo de ser reconocido, o hay orgullo y vanidad en tu corazón te invito a que ores conmigo así: Señor, vengo delante de Tí humillado. Reconociendo que procurado más la gloria Iara mí que para Tí, ante lo cual hoy te pido perdón y te pido que me ayudes a que en todas las cosas mi anhelo sea darte la honra y gloria solo a Tí, en el nombre de Jesús oramos, Amén.  

Pablo dijo: “¿qué pues es Apolos o Pablo, Servidores…” y así cualquiera. Solo somos servidores del mas glorioso de todos los Reinos, EL REINO DE DIOS. 

Semillas de Fe

Espero que tú corazón sea buena tierra para que esta Semilla de Fe caiga, germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. 

Me despido como siempre diciendo: Haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

Semillas de Fe

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s