¿POR QUÉ JESÚS CAUSA DIVISIÓN?

Jesús siempre ha sido objeto de división. Para algunos, Él sigue sin ser quien dijo ser. Siguen si creer que Él es el Mesías, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. Es dramático ver que encima de no creer le atacan, argumentan en su contra, niegan los hechos sin siquiera  haber tenido o tratado de acercarse a Él, movidos más por las corrientes de pensamiento que por la experiencia.