A PESCAR SE HA DICHO

Mientras caminaba junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, hermano de Simón, echando una red en el mar, porque eran pescadores. Y Jesús les dijo: Seguidme, y yo haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando al instante las redes, le siguieron. (Mc 1:16-18). 

El Evangelio de Marcos para los estudiosos es una narrativa dinámica. Porque las escenas pasan rápidamente. En nuestro texto de hoy, hemos dejado atrás el encarcelamiento de Juan el bautista y ha comenzado el ministerio de Jesús. Y con ese mismo dinamismo Marcos dice que mientras Jesús caminaba Junto al Mar de Galilea salió pescó para el Reino a cuatro personajes a quienes antes ya había conocido (ver Ev. Juan 1:35-42). Bastó su presencia y sus palabras, para que cayeran en sus redes y para transformar por completo sus vidas, les dio un giro de 180 grados, una nueva razón de ser. Sin embargo, para ser pescadores de hombres ellos tuvieron que sacrificar dos cosas importantes: 

  1. SACRIFICARON UN NEGOCIO RENTABLE. William Barclay, citando al historiador judío Josefo, dice que “por aquellos días había 330 barcas de pesca en las aguas del lago. Las personas corrientes de Palestina rara vez comían carne, probablemente no más de una vez por semana. El pescado era su dieta diaria”. Además los romanos consumían pescado en abundancia, lo cual implica que tenían un negocio rentable, aun así, al escuchar la voz del Maestro estuvieron dispuestos a dejarlo todo para convertirse en pescadores de hombres como Él. 
  2. SACRIFICARON A SU FAMILIA. Si seguimos la narrativa, los vs 19-20, dice que Jesús a Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo. Estos a diferencia de los primeros, no estaban pescando, estaban remendando las redes. Pero de la misma manera que los primeros, al escuchar al Maestro, abandonaron su negocio y también a su padre por salir a pescar con Jesús. 

A PESCAR SE HA DICHO, es una forma alegórica de recordarnos la misión que el Señor nos encomendó de: “Ir y hacer discípulos a todas las Naciones…” También para cuestionarnos sobre nuestro quehacer cristiano: ¿Qué estamos sacrificando para llevar a cabo esta labor? ¿Familia, dinero, tiempo? ¿Cuán comprometidos estamos con esta Santa Vocación? 

Dios nos permita a no ser indiferentes ante el llamado y a que nuestras redes no permanezcan rotas y guardadas. 

A PESCAR SE HA DICHO, es una forma alegórica de recordarnos la misión que el Señor nos encomendó de: “Ir y hacer discípulos a todas las Naciones…” También para cuestionarnos sobre nuestro quehacer cristiano

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

MI PADRE ME CONOCE

“Aun antes de que haya palabra en mi boca, he aquí, oh SEÑOR, tú ya la sabes toda.” (Salmo 139:4)

Un día me preguntaron ¿Qué es orar? Orar es hablar con Dios –respondí de inmediato. Agregué: y aunque no siempre sabemos como hablarle, EL PADRE NOS CONOCE y comprende lo que queremos decirle aun sin proferir ninguna palabra. Añadí que el Señor Jesucristo prometió que no nos dejaría huérfanos, y que el Santo Espíritu nos ayuda cual intérprete, a clamar por nosotros y describirle al Padre todo lo que no podemos expresar. 

En el texto que meditamos hoy, podemos dos aspectos maravillosos de Dios. 

(1) DIOS ACTUA COMO UN PADRE. Él sabe reconocer cada uno de los gestos de sus hijos. Aun sin hablarle, Él ha comprendido lo que estamos experimentando. J.C. Ryle dijo: “No sea tímido si su oración es tartamudeante y sus palabras son imperfectas. El Señor te comprende. Así como una madre comprende los balbuceos de su bebé, el amado Salvador nos comprende a nosotros. Puede leer un suspiro y captar el significado de un gemido”. Que Maravilloso es el Señor, que sabe interpretar nuestros gestos y comprendernos. 

(2) DIOS ES OMNISCIENTE. El salmista quiso expresar que no hay nada que esté oculto para Dios. Que aún sin que palabra alguna salga de nosotros Él ya sabe lo que llevamos por dentro. Lo que le duele al corazón, el origen de nuestras lagrimas, la razón de nuestras risas. Conoce el tamaño de nuestras heridas, y la emoción de nuestros triunfos. Sabe cuando la incertidumbre nos está matando, cuando el cansancio nos está acabando , cuando nuestra confianza está flaqueando y cuando la esperanza esta desfalleciendo. Por eso cuando venimos delante de Él, las palabras sobran pero su amor eterno nos abraza, nos cobija y nos hace sentir que Él es UN PADRE QUE NOS CONOCE. 

¿No te parece increíble que el Dios Majestuoso, Sublime, Perfecto y Santo, puede entablar una conversación con nosotros? ¿No te alegra saber que delante de Su Trono las palabras sobran pero el Amor Rebosa más? ¿Te entusiasma saber que a pesar de que Él NOS CONOCE tal y como somos, esta dispuesto a escucharnos? 

Sabe cuando la incertidumbre nos está matando, cuando el cansancio nos está acabando , cuando nuestra confianza está flaqueando y cuando la esperanza esta desfalleciendo.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

PERMISO PARA ZARANDEAR

‘Simón, Simón, mira que Satanás os ha demandado para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y tú, una vez que hayas regresado, fortalece a tus hermanos.’ Lucas 22:31-32

Uno de los atributos de Dios que más nos cuesta comprender es Su Soberanía. Porque en este mundo ocurren tantas cosas y algunas veces tan seguido, que uno tiende a preguntarse ¿por qué Dios lo permitió? ¿Dónde esta Dios cuando me pasan cosas malas? Sin embargo, lo que con frecuencia olvidamos es que DIOS PERMITE QUE SUS HIJOS SEAN ZARANDEADOS CON PROPÓSITOS ESPECÍFICOS. Esto es lo que se conoce como la voluntad permisiva de Dios. Pues dentro de su plan maravilloso, sus hijos deben experimentar sacudidas para poder revitalizarse en la Fe y luego ser instrumentos para fortalecer a otros. 

Nuestro pasaje de hoy, nos muestra una escena maravillosa donde el mismo Señor Jesucristo, le comenta a Pedro que hay un pedido especial respecto a él. Le dice: Satanás ha requerido, solicitado permiso para zarandearte como a trigo. Esto es una muy clara señal, y confirma el hecho de que a Dios nada lo toma por sorpresa, y que todo cuanto existe, se somete a Su Voluntad. Pero que también Él puede conceder ese tipo de permisos. 

Ahora bien, lo que quiero resaltar es la ACCIÓN INTERCESORA DE NUESTRO AMADO Y SUBLIME SEÑOR JESÚS. Pues pese a saber que Pedro sería sacudido, Jesús no dice: “Pedro he pedido al Padre que no te sobrevenga esta prueba”, no, Él le dice: “yo he rogado por ti para que fe no falle”, esto mis queridos lectores, es lo que me hace alabar el Santo y Bendito Nombre de Dios, de Su Hijo Amado Jesús, y fortalecerme a través del Espíritu Santo, porque en medio de cualquier zarandeada, Él esta rogando para que nos mantengamos firmes en la Fe. No para que no venga la prueba, sino para que la fe sea fortalecida. 

Otro aspecto relevante es que, Jesús le dice a Pedro que después de ser probado, Él deberá fortalecer a sus hermanos. Significa que NINGÚN TIEMPO DE PRUEBA SERÁ PARA SIEMPRE, SINO QUE SERÁ TEMPORAL, y luego deberá servir para animar a otros que vivan bajo circunstancias similares. ¡Oh, Gloria a Dios! 

Pregunto: ¿Estás siendo zarandeado en este tiempo? ¿Ha desfallecido tu fe? ¿Estas confiando en que el Hijo esta rogando para que no desmayes en la fe? ¿Estas fortaleciendo la vida de otros por lo que has vivido?

NINGÚN TIEMPO DE PRUEBA SERÁ PARA SIEMPRE, SINO QUE SERÁ TEMPORAL, y luego deberá servir para animar a otros que vivan bajo circunstancias similares.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

UN AMOR INCONDICIONAL

‘Esto os mando: que os améis los unos a los otros. ‘ (Juan 15:17)

Hay un dicho que reza: “las ordenes no se discuten, se cumplen”, y aunque no siempre podemos estar de acuerdo con ello, si alguien que es superior a nosotros, nos manda a hacer algo, debemos hacerlo. El mandato no da opciones a juicios, a supuestos, solo debe de cumplirse y punto. 

En nuestro texto, por ejemplo, Jesús como Señor nuestro, (obviamente si lo has aceptado como Señor), esta ordenando a que sus discípulos se amen unos a otros, incluye a lo demás también. Tenemos que hacer notar que este tipo de amor no esta sujeto a ninguna condición. Es decir, Jesús no dijo: ámense si el otro los ama, si le cae bien, si se porta bien, o si hace algo bueno por ustedes. No, Él esta ordenando que se amen de forma INCONDICIONAL. Enfatizo esta parte, porque la forma natural de amar a los demás, es reaccionando a la forma en que nos aman. O no es verdad que: ¿Si te hacen un favor, lo devuelves? ¿Si te dan un obsequio, haces lo mismo? ¿Si te saludan, saludas? Así somos. No aplicamos la Regla de Oro. No somos capaces de dar sin esperar algo a cambio. O no somos capaces de dar el primer paso.

Sin embargo, a través de este mandato, Jesucristo nos esta ordenando, ámense como yo los he amado. ¿Cómo es eso Señor? (1) Sacrificialmente. Jesús en Juan 15 nos expresa que Él pone voluntariamente Su Vida por sus amigos. (2) Humildemente. Jesús nos muestra que se humilló al despojarse de Sí Mismo para poner Su Vida y luego tomarla para Salvación del que Cree. (3) Misericordiosamente. Jesús nos muestra que antes que siquiera pensáramos en buscarlo, Él dejó la eternidad para ir en busca de lo que se había perdido. Pregunto: 

¿Procuras dejar de lado tu orgullo y dar el primer paso? ¿Estás cumpliendo tu labor como discípulo de Cristo? ¿Brindas amor condicional o incondicional a los demás? Grábate esto: Aunque no siempre es fácil amar a otros, el mandato divino es que: AMEMOS DE FORMA INCONDICIONAL. 

Es decir, Jesús no dijo: ámense si el otro los ama, si le cae bien, si se porta bien, o si hace algo bueno por ustedes. No, Él esta ordenando que se amen de forma INCONDICIONAL

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

UN MUNDO NUEVO

‘Pero, según su promesa, nosotros esperamos nuevos cielos y nueva tierra, en los cuales mora la justicia. ‘ (2 Pedro 3:13)

¿Cuándo terminará todo esto? ¿Hasta cuando estaremos en este mundo sufriendo? ¿Cuándo terminarán las injusticias? ¿Hasta cuándo veremos que las cosas cambien? ¿Cuándo se empezarán hacer las cosas bien? 

Con toda honestidad, creo no ser el único que se ha preguntado más de una vez estas cosas. Más, cuando vemos lo que esta ocurriendo en el mundo. Violencia, corrupción, perdida de valores, incredulidad, ideologías opuestas a la voluntad de Dios, enfermedades, terremotos, guerras, conspiraciones, pobreza, y así podría continuar con la lista, y me faltaría papel para describir todo lo que a diario escuchamos. En conclusión: el mundo esta en franca decadencia, agonizante, al mismo tiempo que suplicante de cambios. 

Sin embargo, para el creyente, el panorama es alentador. (1) EL CREYENTE TIENE UNA PROMESA HECHA POR SU SALVADOR. Esto es lo que quiero resaltar, que la Promesa es segura porque Dios no miente. Desde el Génesis hasta el Apocalipsis, ha prometido un lugar de reposo eterno. La carta a los Hebreos habla al respecto aunque también advierte lo fatal que resultará para los incrédulos. Por tanto, tú que lees esta carta, presta atención a esta gran verdad: LA PROMESA ES SEGURA. (2) EL CREYENTE TIENE LA ESPERANZA DE UN MUNDO NUEVO. Querido lector, ten presente lo siguiente: Este mundo terminará, y se renovará, y en su rejuvenecimiento será totalmente distinto a lo que hoy conocemos. Todo lo malo finalmente acabará. Habrá justicia, habrá vida, salud, regocijo, pero sobre todas las cosas y eso es lo más sublime, SU PRESENCIA ESTARÁ CONTIGO. ¡Gloria a Dios! 

¿Crees en la promesa del Salvador? ¿Anhelas esos cielos y esa tierra nueva? ¿Añoras el día en que morarás a su lado para siempre? Termino diciendo: Si eres de los que viven sin esperanza alguna, entonces VEN A CRISTO, QUIEN PROMETE UN MUNDO NUEVO. 

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

DESCANSO REPARADOR

‘Yo me acosté y me dormí; desperté, pues el Señor me sostiene. ‘ (Salmo 3:5)

Descanso Reparador

Si algo es común en nuestros días es, el insomnio. No son pocas las personas que trasnochan por no poder conciliar el sueño. Las preocupaciones diarias, los afanes, las deudas, los compromisos laborales, la incertidumbre de lo que vendrá, son los principales responsables de todo eso. Si añadimos que el entretenimiento de las redes sociales también contribuye, podemos concluir que somos una generación que con dificultad duerme. Pasamos horas tras horas, procurando dormir. Recurriendo a remedios caseros, o incluso fármacos, al punto que algunas personas se vuelven dependientes a ellos. 

En nuestro texto de hoy, tengo que aclarar que quien lo escribió no vivía precisamente el mejor de los momentos. No lo hizo sentado a la orilla del Mar Mediterráneo, tampoco lo hizo desde la quietud de su palacio, o en la tranquilidad de un jardín. Para nada, lo hizo mientras huía en medio de la noche. Escapaba para salvar su vida, pues su hijo quería matarlo. Aun así, y en medio de la angustia, le dice al Señor, YO TUVE UN DESCANSO REPARADOR PORQUE TU VELABAS MI SUEÑO. 

Siempre que leo declaraciones de fe como esta me quedo boquiabierto. Porque el nivel de confianza del salmista era tal que sin importar sus circunstancias, él puede descansar por completo en Su Señor. ¿Qué significa esto? Que no importa cuán apesadumbrado estés hoy, que tan complicado parezca el panorama, no importa que no veas la salida, y pienses que todo terminó para ti, Dios es quien te sostiene en medio de todo.

Comprende esta gran verdad y hazla tuya: Tu puedes estar enfrentando cualquier adversidad, atravesando el desierto incluso, viviendo con insomnio por causa de los problemas, los que sean, pero recuerda esto: DIOS ES QUIEN TE SOSTIENE Y TE DA UN DESCANSO REPARADOR, solo deposita plenamente tu confianza en Él. Él hará que tu sueño sea tan reparador que podrás levantarte al día siguiente diciendo: GRACIAS A TI, YO PUEDO SEGUIR ADELANTE.

Tu puedes estar enfrentando cualquier adversidad, atravesando el desierto incluso, viviendo con insomnio por causa de los problemas, los que sean, pero recuerda esto: DIOS ES QUIEN TE SOSTIENE Y TE DA UN DESCANSO REPARADOR

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

LO QUE DIOS VE

Así dice el Señor: El cielo es mi trono y la tierra es el estrado de mis pies. ¿Dónde, pues, está la casa que podrías edificarme? ¿Dónde esta el lugar de mi reposo? Todo esto lo hizo mi mano, y así todas estas cosas llegaron a ser -declara el Señor. Pero a éste miraré: al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante mi Palabra. (Isaías 66:1-2)

Dios ve desde su Trono

El fin primordial de cada uno de mis escritos siempre ha sido presentar a Dios a mis lectores. Que cuando lean algo de lo que escribo puedan conocer el carácter de Dios, sus atributos. Humildemente digo que la tarea es difícil. Porque descifrar un texto y revelar a Dios requiere primeramente que Él mismo nos permita descubrirlo y entenderlo. Seguidamente requiere de mucha agudeza espiritual para poder conseguirlo. Aún así, y aunque no siempre lo consigo, pues como ser humano tengo muchas limitantes, y explicar a Dios no es fácil, ese no deja de ser mi propósito. 

Sin embargo, textos como el de hoy, vemos como Dios habla a su pueblo, señalando su grandeza. Dice: el cielo es mi trono y la tierra es el estrado de mis pies. La ilustración es tan maravillosa que nos indica que Su Voz traspasa el espacio tiempo, que puede romper la barrera del sonido, que puede traspasar los confines del universo y desde ahí llegar hasta nosotros. A partir de ahí las preguntas que nos hace, se responden por sí solas, ¿Qué edificio o lugar puede contener a Dios? Ninguno, pues Su Poder creador lo ha hecho todo. Nada hay que Él no haya hecho

Y aquí se viene lo mejor, lo extraordinario de Dios para nosotros. Que, pese a Su Grandeza, Poderío, y Majestad, LO QUE DIOS VE en sus hijos es: (1) su humildad, (2) su corazón contrito, arrepentido, y (3) su actitud ante Su Palabra, es decir, el valor que le damos al tiempo de escudriñarla, y el temor para obedecerla. Pregunto:

¿Reconoces la grandeza y majestad de Dios? ¿Cuán humilde eres delante de Él? ¿Cuándo fue la última vez que le adoraste con un corazón humillado? ¿Es Su Palabra el eje, fundamento y motivo de obediencia para ti? 

La ilustración es tan maravillosa que nos indica que Su Voz traspasa el espacio tiempo, que puede romper la barrera del sonido, que puede traspasar los confines del universo y desde ahí llegar hasta nosotros.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

EN MANO EMPUÑADA NO ENTRA NADA

Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. 2Cor 9:7. 

Este es uno de los textos que con frecuencia se utilizan en el tiempo de la ofrenda en muchas congregaciones. No puedo detenerme hablar de su contexto para no extenderme en este escrito. Mas bien quiero que aprendamos el proceso correcto para cuando compartamos un bien, indistintamente de donde sea que lo demos. 

Primero, demos de forma planeada. Al decir Pablo según lo que haya decidido en su corazón, indica que previo a dar ya se había estipulado lo que habría de darse, si es dinero, el monto, si es ropa, algo que se eligió no por estar viejo sino porque se considera digno de regalarse. Sin embargo, la mayor parte del tiempo, no sabemos si lo que daremos afectará o no, nuestro presupuesto. Dar es cuestión de planeación. Porque el dinero como se dice: cuesta ganarlo. Por tanto se debe administrar. Se debe saber cuánto es posible y a quien se le otorgará. 

Segundo, no demos de mal gana. Que sentido tiene, regalarle algo a alguien, si ni siquiera queremos hacerlo. Si no lo hemos ni planeado. En este punto principalmente, considero que Dios ni siquiera se toma la molestia de volver Su Santa mirada a nuestra acción. Al pensar de mala gana pienso que hay cientos de donaciones, u ofrendas, u obsequios que lejos de causar una sonrisa en Dios le ha causado pesar. 

Y tercero, no demos por obligación. Si algo el Señor no quiere es que las personas se sientan obligadas a dar algo que no ha nacido en su corazón. Dios quiere que quienes dan, lo hagan porque han recibido bendiciones de parte de Él. Que en su corazón esté la sensación que, como Dios ha sido tan bueno, es necesario dar. 

Termino ilustrándolo así, mientras tengas la mano empuñada, nada entrará, pero mientras tengas la mano abierta, Dios se encargará de mantenerla llena para bendición tuya y de los demás, pues al final de cuentas, Dios bendice al que da con alegría. 

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

NO CARGUES DE PROBLEMAS TU CORAZON

“No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí.” (Juan 14:1).  “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” (Juan 14:27). 

Hoy por la mañana compartí estos dos textos arriba descritos del Ev. de Juan. En ellos vemos al Señor Jesucristo calmando a sus discípulos. Desde el capitulo 13, Él comenzó a hablarles entre otros temas, sobre el servicio, el amor, la humildad, la manera en que deberían ser ante el mundo, su partida, el Espíritu Santo, sobre el Padre, etc. Con cada palabra dicha, seguramente se albergaban muchas inquietudes en el corazón de ellos y Jesús lo sabía. Por lo tanto, Él les dice, No se turbe vuestro corazón, o como se traduce de una versión en inglés: “no dejen que su corazón se cargue de problemas”.

Así como ellos en su momento, con el transcurrir de las últimas horas de permanencia junto al Señor, la incertidumbre del futuro les provocaba ansiedad, de la misma forma que hoy nosotros vivimos llenos de zozobra, de inquietud por nuestro futuro. El día a día, va haciendo que nuestro corazón sea como una bodega donde se amontonan cada día más problemas. Por ejemplo a mí, estas palabras me parecieron fascinantes, extraordinarias, magnificas, a la vez que oportunas, porque las dijo justo cuando ellos las necesitaban, me cayeron como bálsamo a mi corazón, porque hoy 14 de octubre amanecí pensando en los diversos desafíos que tengo delante de mí. En situaciones laborales, en inquietudes personales, en pensamientos confusos, en planes frustrados, en lo que veo alrededor.

Sin embargo, también sé que hoy alguien más que lea este escrito estará sufriendo conflictos aun mayores a los míos, estará mas con su corazón lleno perturbado, cargado con situaciones familiares, económicas, laborales, dudas, enfrentando problemas de salud, de duelo, etc., y es por ello que hoy estoy invitándote querido lector a que como yo, creas en lo que Jesús nos esta diciendo: NO CARGUEN SU CORAZON DE PROBLEMAS, DESCANSEN EN JESUS. “Si hemos creído en Él también creemos en el Padre, y, por tanto, apropiémonos de esa Paz que solo puede venir del Padre de Toda Consolación, porque no es una paz temporal sino eterna, una que sobre pasa cualquier entendimiento humano, porque repito, proviene de Jesús, el Príncipe de Paz”. 

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. 

Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe