¿Cómo adorar a Dios impresionantemente?

¿Te has preguntado alguna vez, cuál es la manera correcta de adorar a Dios? ¿Será que existe una forma adecuada para poder hacerlo? ¿podrá nuestra adoración impresionarle? ¿Te gustaría saber como puedes ofrecerle a Dios una adoración impresionante? 

En este escrito vamos a aprender sobre cómo podemos ofrecerle a Dios una adoración impresionante. 

Ya que si un creyente desea crecer espiritualmente debe mantener una vida dedicada a la adoración. Pues la adoración es el medio por el cual le expresamos a Dios nuestra gratitud, nuestra devoción. Es el medio por el cual podemos entrar en su presencia y vaciar nuestro corazón de todas nuestras angustias, de todas nuestras cargas delante de Él. Es el reconocimiento de la divinidad de Dios y de nuestras limitaciones. Es reconocer su Señorío y nuestra dependencia de Él.  Sin embargo, es verdad que no siempre sabemos cómo debemos adorarle de forma adecuada. Porque no hemos sido enseñados correctamente o porque no siempre encontramos el lugar, o el tiempo para hacerlo o las formas para hacerlo. Algunas veces pareciera ser que no sabemos ni siquiera lo que estamos haciendo o a quien le estamos dirigiendo nuestra adoración. 

Dice en Juan capitulo 4 que Jesús se encontró con una mujer samaritana que estaba interesada al igual que nosotros en adorar a Dios impresionantemente. Durante la conversación ella le preguntó: «¿Por qué ustedes, los judíos, insisten en que Jerusalén es el único lugar donde se debe adorar, mientras que nosotros, los samaritanos, afirmamos que es aquí, en el monte Gerizimdonde adoraron nuestros antepasados?» Juan 4:20.

Evidentemente la pregunta de la mujer estaba dirigida a Jesús con la intención de saber cuál era el mejor lugar para adorar a Dios. Será en Jerusalén o será en Gerizim —se preguntaba. Sin embargo, la respuesta de Jesús no solo tiene que ver con el lugar para adorar a Dios, va mas allá. Tiene que ver con la adoración en todo su contenido. Es por eso por lo que quiero que conozcas tres conceptos para que adores a Dios de forma impresionante.

TRES CONCEPTOS PARA QUE ADORES A DIOS DE FORMA IMPRESIONANTE.

Primer CONCEPTO: DEBES CONOCER SOBRE EL LUGAR APROPIADO PARA ADORAR. 

«Jesús le contestó: —Créeme, querida mujer, que se acerca el tiempo en que NO TENDRÁ IMPORTANCIA SI SE ADORA AL PADRE EN ESTE MONTE O EN JERUSALÉN.» Juan 4:21 NTV.

Es verdad o no que nosotros al igual que ella, también nos hemos hecho la misma pregunta: ¿Cuál es el mejor lugar para adorar a Dios? ¿Será que SOLO EN EL TEMPLO PODEMOS ADORAR A DIOS? O ¿PODREMOS HACERLO EN NUESTRA HABITACION, O MIENTRAS MANEJAMOS, ¿O CUANDO ESTAMOS EN EL TRABAJO? Sin embargo, la respuesta de Jesús es un detonante para todos nosotros. Porque rompe con muchos de nuestros paradigmas. Ya que tradicionalmente se nos ha dicho que el único lugar aceptado para adorar a Dios es el templo. Sin embargo, de acuerdo a lo dicho por Jesús: EL LUGAR DE ADORACIÓN NO ES LO MAS IMPORTANTE.

Obviamente cada lugar tiene un contexto distinto. Porque no es lo mismo adorar junto con la congregación en el templo que cuando estamos en el carro, o en el trabajo, o en nuestra habitación. No es igual, nos queda claro, pero lo principal es que RINDAS TU CULTO EN COMPLETA ADORACION AL SEÑOR. Sin importar en donde te encuentres. Debo dejar claro que no estoy diciendo que no debes ir al templo para adorar, pero lo que si estoy diciendo es que no solo es ahí donde puedes hacerlo toda vez sepas a quien y como lo haces. 

Segundo CONCEPTO: DEBES CONOCER A QUIEN Y COMO ESTAS ADORANDO 

Lo siguiente que Jesús responde es igual de duro que lo anterior. Es chocante incluso. El dice: «Ustedes, los samaritanos, SABEN MUY POCO ACERCA DE AQUEL A QUIEN ADORAN, mientras que nosotros, los judíos, conocemos bien a quien adoramos, porque la salvación viene por medio de los judíos.» Juan 4:22. Dejándonos claro que es importante conocer a aquel a quien estamos adorando.

Pregunto: ¿Conoces bien a quién estas rindiéndole adoración? ¿Sabes algo acerca de Él? ¿Exaltas a Dios por sus atributos? ¿Por sus bondades? ¿Eres consciente de lo que cantas cuando adoras? 

Hoy día hay muchos cantos que no incluyen a Dios, o a Jesús, o al Espíritu Santo o no contienen nada bíblico, sin embargo, los cantamos sin meditar, el apóstol Pablo dijo en 1 Corintios 14:15: «Oraré en el espíritu y también oraré con palabras que entiendo. Cantaré en el espíritu y también cantaré con palabras que entiendo.» mostrando que para expresar una adoración impresionante no solo se debe conocer a aquel a quien se adora, sino también cómo le adoramos. NO SEA QUE ESTEMOS ELEVANDO ALTARES CON FUEGO EXTRAÑO. 

Tercer CONCEPTO: DEBES CONOCER COMO ADORAR LEGITIMAMENTE. 

La última parte de la respuesta de Jesús, aunque es difícil de interpretar nos muestra que tenemos que ser genuinos, sinceros, honestos, transparentes cuando de adorar a Dios se trata. Dice el vs 23: «Pero se acerca el tiempo —de hecho, ya ha llegado— CUANDO LOS VERDADEROS ADORADORES ADORARÁN AL PADRE EN ESPÍRITU Y EN VERDAD.» 

En la primera parte del versículo se nos dice que ya ha llegado el tiempo donde se levantarán aquellos hombres y mujeres que expresarán su adoración tanto en espíritu como en verdad. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando adoren al Padre lo harán desde lo profundo de su ser, desde la parte inmaterial, la que no es visible para los demás, la que únicamente el Señor puede evaluar.

Y lo segundo es que como vendrá desde dentro, Dios sabrá si es o no una adoración legitima. Es decir que Él conocerá si es o no una adoración solo de apariencia. Que por fuera de la impresión de ser sublime, genuina, pero por dentro no lo sea. Esta adoración ten por seguro que Dios la conocerá y la desechará. NO importará si vociferas, gesticulas, o haces cientos de cosas para llamar la atención de los demás o para ganar su respeto, no será recibida y como dice en Mateo 6, ciertamente ya tendrás tu recompensa. 

Lo que Dios quiere por tanto es: gente que genuinamente, desde lo profundo de su ser lo adore. Por eso Jesús también dijo: «El Padre busca personas que lo adoren de esa manera. Pues Dios es Espíritu, por eso TODOS LOS QUE LO ADORAN DEBEN HACERLO EN ESPÍRITU Y EN VERDAD.» Juan 4:23-24. Me gusta que diga Dios busca personas que íntimamente y de forma genuina lo adoren. Porque eso nos vuelve elegidos. Nuestro espíritu se comunica con el del Padre. Bajo el mismo lenguaje, y por eso cuando no sabemos como pedir, Él intercede vociferando desesperadamente delante del Padre. 

Entonces para adorar a Dios de forma impresionante, debemos recordar que (1) podemos hacerlo estando en cualquier lugar. (2) Conociendo a quién, y cómo le adoraremos y finalmente haciéndolo de forma legitima, desde lo profundo de nuestro ser. 

Mientras tú adoras, yo me despido no sin antes decirte que en mi canal de YouTube puedes ver el video de este escrito, abajo te dejo el link y como siempre diciéndote: ¡haz tú lo posible, y deja que Dios haga lo imposible! Esto fue: Semillas de Fe.

¿POR QUÉ JESÚS CAUSA DIVISIÓN?

PENSAMIENTOS EN EL EVANGELIO DE JUAN. (Tiempo estimado de lectura: 10 minutos)

INTRODUCCIÓN

Jesús siempre ha sido objeto de división. Para algunos, Él sigue sin ser quien dijo ser. Siguen si creer que Él es el Mesías, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. Es dramático ver que encima de no creer le atacan, argumentan en su contra, niegan los hechos sin siquiera  haber tenido o tratado de acercarse a Él, movidos más por las corrientes de pensamiento que por la experiencia. Pero para otros como yo, Él si es quien dijo ser, Él es el Hijo Unigénito de Dios, Él es el Dios encarnado que descendió del cielo para ofrecerse voluntariamente en sacrificio por los pecadores. 

Juan capitulo. 7: Jesús causa división.

Sin embargo esto no tomó por sorpresa al Señor, al contrario, Jesús advirtió que esto ocurriría. Él dijo: «que familias se dividirían, tres estarán a mi favor, afirmó, y dos en mi contra, o viceversa. Hijos estarán contra padres, familia política de igual forma, todo por causa de Él» (Luc 12:51-53). En el Evangelio de Juan 7:5 dice que: «ni sus hermanos de sangre creían en Él», menos las multitudes. También en el mismo capítulo se registra que luego de escuchar sus enseñanzas y ver sus obras milagrosas buena parte de la multitud se decía: «¿acaso esperan que el Mesías haga mas señales milagrosas que las que hizo este hombre?» (Jn 7:31), pero otro grupo decía que «estaba endemoniado porque les decía que querían matarle» (Jn 7:20). En en 7:40 ss. Dice que «algunos de la multitud, al oír lo que Jesús decía, afirmaron: Seguramente este hombre es el Profeta que estábamos esperando. Otros decían: Es el Mesías. Pero otros expresaban: ¡No puede ser! ¿Acaso el Mesías vendrá de Galilea?… Así que hubo división entre la multitud a causa de Él.»

La gran pregunta que debemos responder: ¿por que Jesús es motivo de tanta división, que lo provoca? ¿Por qué no se cree globalmente en Él? Déjame mostrarte al menos tres argumentos para responder ¿POR QUÉ JESUS ES MOTIVO DE DIVISION? 

PRIMER ARGUMENTO, FALTA DE FE.

La fe es la principal razón para aceptar o rechazar a Jesús. Mientras que una persona no crea en Él, estará en su contra. O no estará a su favor. Pero esta fe no proviene de la nada. Dios es el artífice de la fe en nuestro corazón. Él es quien nos mueve hacia el hijo, nos atrae a Él, lo afirman varios pasajes como Jn 1:13, 18; 4:27, 32; 6:37, solo por mencionar algunos. Dios nos da y alimenta la fe a través de Su Palabra. A medida que leamos la Biblia y escuchemos mensajes bíblicos nuestra fe florecerá y crecerá. De ahí la importancia que tiene tanto lo uno como lo otro.

Dios es el artífice de la fe en nuestro corazón. Él es quien nos mueve hacia el hijo, nos atrae a Él…Dios nos da y alimenta la fe a través de Su Palabra. A medida que leamos la Biblia y escuchemos mensajes bíblicos nuestra fe florecerá y crecerá. De ahí la importancia que tiene tanto lo uno como lo otro.

Por eso el apóstol Pablo dijo: «¿pero cómo pueden ellos invocarlo para que los salve si no creen en Él? ¿Y cómo pueden creer en Él si nunca han oído de Él? ¿Y cómo pueden oír de Él a menos que alguien se lo diga?» (Ro 10:14). Sin embargo dice más abajo que no todos aceptan la Buena Noticia, no todos son avivados en su corazón (Ro 1016) y necesitan constantes señales milagrosas para poder creerle (Jn 4:48 6:26), contradiciendo así lo que significa la fe, porque la fe se basa en creer a pesar de no ver nada tangible. Entonces, estamos a favor o en contra de Jesús si creemos o no Él. Y esa fe, es el Padre quien la pone en nosotros como consigna Efesios 2:8-9. Concluyendo que El pecado del mundo es no creer en Jesús como consigna Juan 15:9. 

SEGUNDO ARGUMENTO, FALTA DE AMOR GENUINO A CRISTO

Las personas también se dividen por causa del amor a Jesús. Pues Jesús, bien puede ser amado como odiado. Si, leíste bien, a Jesús mucho le amamos, pero también son multitudes las que no lo hacen. Tengo argumentos para decir que incluso, personas que se congregan en una iglesia, pese a su asistencia, en realidad no le aman. Pero eso es material para otro escrito. Jesús no era ajeno a este sentimiento en su contra, a continuación te muestro solo algunos pasajes para sustentar lo dicho. Por ejemplo en 8:42 les dice a los fariseos: «Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque he venido a ustedes de parte de Dios» les dijo a los líderes religiosos. Pues ellos afirmaban ser hijos de Abraham, escudriñaban las Escrituras, pero no imitaban la fe de Abraham. En el v.43 dice que «ni siquiera toleran escuchar su enseñanzas» (lo mismo que ocurre con algunos miembros de las congregaciones), no toleran el mensaje, se resisten a él, no les hace sentido, no lo entienden.

Pero por otro lado, los que le aman, los que pertenecen a Dios, dice en el v.47a: «escuchan con gusto las palabras de Dios». Amar a Jesús está relacionado por tanto, con amar las Escrituras, con obedecerlas, con atesorarlas, como dice en Jn 15:10, «cuando obedecen mis mandamientos, permanecen en mi amor». Por eso es que siempre digo que en la medida que somos expuestos a las Escrituras, creceremos en Fe, seremos edificados, fortalecidos en nuestra vida espiritual, pero también crecerá nuestro amor por Jesús, por Dios, por lo Santo. Más querremos ser guiados por el Espíritu Santo. El amor a Jesús nos lleva a considerar como de menor importancia lo que pertenece a este mundo. Eso pasa a segundo plano. Lo cual nos dirige al ultimo argumento, Jesús esta dividido por amor al mundo terrenal.

En la medida que somos expuestos a las Escrituras, creceremos en Fe, seremos edificados, fortalecidos en nuestra vida espiritual, pero también crecerá nuestro amor por Jesús, por Dios, por lo Santo. Más querremos ser guiados por el Espíritu Santo.

TERCERO, EXCESIVO AMOR A ESTE MUNDO

Jesús también esta divido por causa de los valores de este mundo. Quienes no aman a Jesús aman vivir bajo los valores de este mundo. Se conducen guiados por las corrientes terrenales.  Pero los que aman a Jesús se conducen bajo los preceptos del reino. Viven por ellos. No son impresionados ni movidos por causa de lo que todos mundo piensen o crean o deseen. Al contrario, se mantienen firmes en su amor por Jesús. Pues si le amamos a Él, se inclina la balanza hacia Él y no hacia el amor por lo terrenal. Nos permite separar nuestras prioridades espirituales de las prioridades y de las exigencias terrenales. Nos despega de los deseos de este mundo, lo material no deja ser importante, pero si se convierte en secundario. El amor por Jesús produce en el mundo odio hacia Él y hacia nosotros. Por Jesús, porque Él los acusa de hacer lo malo (Jn 7:7), expone sus pensamientos oscuros, deseos mezquinos, malas acciones (Jn 3:20). En quienes le amamos provoca odio porque no pertenecen, ni se conducen como el mundo lo hace, porque no forman parte de Él, porque han sido sido elegidos por Él (Jn 15:18ss). Este odio es tal que provocará que suframos similares sufrimientos que los sufridos por Jesús. Incluso dice que algunos morirán en manos de personas que piensan que están haciendo un servicio santo para Dios (Jn 16:2).

Esto ultimo, no nos debe desanimar, Jesús dijo que nos lo advertía para avivar nuestra fe, pero también dijo que debíamos sentirnos bienaventurados si sufríamos por su causa. Lejos de desanimarnos nos debe servir como parámetro para evaluar nuestra vida espiritual. Pues si estamos viviendo como lo hace el mundo, congraciándonos con él, buscando su aceptación y aprobación, más identificados con sus valores y conductas que con las del reino, seguramente es porque le amamos más a él que a Jesús. La iglesia –como dijo mi amigo pastor Moisés Alvarado en una predica reciente: «es la reserva moral de este mundo». Por lo tanto, no puede ni debe tratar de ser igual a este mundo. Debe ser distinto aun si le cuesta vivir solo, odiado por sus convicciones. Aun si le cuesta la vida misma.

CONCLUSIÓN

Mientras el Padre no ponga Fe en nosotros, mientras no seamos iluminados por la Palabra de Dios, no amaremos a Jesús más de lo que amamos este mundo. Seguiremos viviendo aferrados y dirigidos por la corriente de este mundo, evidentemente o no estaremos diciendo que odiamos a Jesús. Un punto más, el llamado de Dios para sus discípulos es a mostrar

Resta nada más preguntarte: ¿En que bando quieres estar? Con quienes le creen, aman a Jesús o con quienes dudan de Él, le odian y aman más este mundo? 

Mientras tú decides, yo me despido como siempre diciéndote: ¡haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible! Esto fue: Semillas de Fe. 

VALE LA PENA ESPERAR

Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, conforme a tu palabra; Porque han visto mis ojos tu salvación, la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; Luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel. (Lc 2:29-32) 

¿Qué esperaste en tu último 24 de diciembre? ¿Algún regalo especial? o ¿esperabas a alguien en particular? ¿Lo recibiste? ¿Llenó tu corazón?

Simeón

Esperar ya no es algo que nos guste hacer en nuestros días. Mas que ahora todo lo tenemos al alcance de un solo toque en la pantalla de nuestros teléfonos inteligentes, o un clic en nuestras computadoras. Todo queremos que sea rápido. Nada nos irrita tanto que la red se caiga o que perdamos la señal. Tampoco nos gusta esperar porque a veces la espera solo trae decepción. Pues te haces tantas ilusiones, te formas un cuadro para luego darte cuenta de que nada de lo que esperabas era lo que imaginaste. Que recibiste lo que no querías. 

El Nunc Dimittis, (nombre que procede de las primeras palabras en latín), o salmo de Simeón, es el cuarto de cinco Salmos de alabanza registrados por el Dr. Lucas en su exposición del nacimiento del Mesías. En él podemos sentir la emoción, el regocijo, el jubilo de un hombre que SI recibió lo que tanto deseaba. Un anciano que supo dar tiempo al tiempo, que no dejó de creer pese a que suponemos que su espera fue larga. Y de quien estoy más que seguro que sus expectativas fueron sobrepasadas. Porque sé que nada de lo que pudo imaginar se comparaba a aquel día maravilloso cuando tuvo entre sus brazos al niño Jesús. 

Y es que, Jesús es así, sobre pasa cualquiera de nuestras expectativas, va más allá de cualquier pensamiento, de cualquier ilusión, de cualquier cuadro que podamos suponer de Él. Cuando Él llega a nuestras vidas, las transforma. Irrumpe para trastornarlo todo. Para darle un giro de 180 grados. 

Por eso, si el 24 de diciembre recibiste algo que no te satisfizo por completo, o que solo te decepcionó, con gran convicción te digo no busque más, ni esperes para recibir a Jesús en tu corazón. Porque en este mundo nada llenará tanto tu vida como Él. Jesús si puede disipar todos tus miedos, quitar todas tus dudas, y cambiar tus insatisfacciones. Él puede inundar tu corazón como lo hizo con Simeón. Y si tú alguna vez pusiste tu fe en Él y te has apartado, recuerda el Camino de vuelta a casa. Ahí esta aguardando por ti, un Padre que te ama, que ansía poder recibirte brazos extendidos y decirte: Bienvenido hijo mío. 

Espero que tú corazón sea buena tierra para que esta Semilla de Fe caiga, germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Me despido como siempre diciéndote: Haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe

DIGAMOS ‘NO’ A LAS GANANCIAS MAL HABIDAS

“El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.” (Proverbios 13:11 NVI)

GANANCIAS MAL HABIDAS

Nicolás Maquiavelo, considerado el padre de la política es el autor de la reconocida frase: “el fin no justifica los medios“. No hay duda que esta frase no solo es aplicable al ámbito político en el cual él se desarrollaba, sino que también aplica para fines laborales, comerciales, económicos, etc.

Nuestro texto de hoy, da pie para que reflexionemos en cuáles son los medios adecuados para obtener el dinero y cuales no lo son.

Veamos la primera parte: las ganancias mal habidas.

Si pensamos maquiavélicamente diríamos que tenemos que tener dinero aún si importar la fuente, lo único que importa es tenerlo. Principalmente en épocas de pandemia. No importa si es a causa de sobornar para conseguir trabajos, comprar puestos públicos, desprestigiar a otros, comerciar productos que dañen la salud, como drogas, bebidas alcohólicas, tabaco, o atentar contra otros extorsionando, oprimiendo al pobre, pagando salarios injustos o hasta lucrar con la Fe y así una lista interminable de actividades que producen ganancias mal habidas.

La segunda parte: el ahorro eficaz.

El proverbio dice que quien ahorra poco a poco se enriquece. Aunque el texto no lo dice, se sobreentiende que la vía correcta para ahorrar es trabajando honestamente. Comerciar justamente. Esforzarnos en lo que hacemos y sobre todo en ser disciplinado para la administración de los recursos que de Dios recibimos. No despilfarrando aún lo que ni siquiera tenemos, es decir endeudándonos.

La conclusión de todo esto es que quien busca obtener dinero a costa de lo que sea, ciertamente tendrá, pero así como lo recibirá así mismo se le irá como agua entre los dedos. Pero quien se conduce justamente y se administra bien, logrará vivir en paz y disfrutar del fruto de su trabajo. Al final, buscar dinero a toda costa es una señal de que no confiamos en el Señor que todo lo da.

Así que si hoy tu reconoces que has obrado mal te invito a que ores: “Señor reconozco que no he sido honesto en la forma en que obtenido el dinero, pero hoy quiero depender de ti y confiar en que me ayudarás a cambiar de medio de trabajo, en tu nombre Jesús oramos… Amén”.

quien se conduce justamente y se administra bien, logrará vivir en paz y disfrutar del fruto de su trabajo. Al final, buscar dinero a toda costa es una señal de que no confiamos en el Señor que todo lo da.

Semillas de Fe

Espero que tú corazón sea buena tierra para que esta Semilla de Fe caiga, germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Me despido como siempre diciendo: Haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

DESEOS DE GRANDEZA

“Al oír esto, los diez se indignaron contra los dos hermanos.” (Mateo 20:24 LBLA). 

No cabe duda que como seres humanos, el deseo de sobresalir está arraigado en nuestro ADN. La ambición de reconocimiento es una necesidad inalienable en nosotros. 

Soberbia

Que una persona niegue que ambiciona los lugares de prominencia, de reconocimiento, que quiera ser grande, es una total falacia. Todos sin excepción estamos añorando la aprobación de las masas. Queremos que cualquier cosa que hagamos, por sencilla que sea, se vuelva tendencia en redes sociales, que se haga viral.  Precisamente por eso las redes sociales se han vuelto tan indispensables en nuestra vidas, pues son el medio ideal para exponer todos esos deseos de grandeza que llevamos. 

Así que, presta mucha atención, porque hoy te daré una fórmula milenaria para que alcances fama, y reconocimiento. Está es la misma fórmula que aplicó el hombre más trascendente de la historia. De quien más se ha escrito a lo largo de los siglos. Y que le enseñó a sus aprendices el día que su tía le pidió que apartara para dos ellos lugares prominentes junto a Él en el cielo y con lo cual provocó que los otros diez se enfurecieran. 

La fórmula para alcanzar la grandeza es: SER SERVIDOR DE LOS DEMÁS

Jesús hizo una comparación que es por demás extraordinaria, les dijo que los poderosos del mundo a fuerza y opresión, se imponen ante los demás. Sin embargo, les dijo: “No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo”. (Mateo 20:26-27 LBLA).

Nota el énfasis que hace en el hecho que la grandeza se alcanza únicamente SIRVIENDO. Y de acuerdo al orden de los valores del Reino para servir se requiere de quitarse todo tipo de pensamiento de grandeza. Es decir, se necesita ser humilde. El mismo Jesús dijo que “Él no vino a este mundo para ser servido sino para servir y dar su vida en rescate de muchos”  (Mt. 20:28). 

Entonces, tú puedes aspirar a grandeza bajo dos sistemas de valores. 

1.  Puedes ser grande de acuerdo a la ideología satánica. La cual será condenada por el envanecimiento del corazón (1Ti 3:6). La cual Dios resiste, aborrece (St. 4:6). O

2.  Puedes ser grande de acuerdo a la ideología del Reino. La cual consiste en despojarte de todo anhelo envidioso, egoísta y orgulloso, para sinceramente darle la Gloria al Señor en lo que haces. Pablo dijo: “¿qué pues es Apolos o Pablo, Servidores…” y así cualquiera. Solo somos servidores del mas glorioso de todos los Reinos, EL REINO DE DIOS. 

Si tras leer este escrito reconoces que en tu corazón ha estado ese anhelo de ser reconocido, o hay orgullo y vanidad en tu corazón te invito a que ores conmigo así: Señor, vengo delante de Tí humillado. Reconociendo que procurado más la gloria Iara mí que para Tí, ante lo cual hoy te pido perdón y te pido que me ayudes a que en todas las cosas mi anhelo sea darte la honra y gloria solo a Tí, en el nombre de Jesús oramos, Amén.  

Pablo dijo: “¿qué pues es Apolos o Pablo, Servidores…” y así cualquiera. Solo somos servidores del mas glorioso de todos los Reinos, EL REINO DE DIOS. 

Semillas de Fe

Espero que tú corazón sea buena tierra para que esta Semilla de Fe caiga, germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. 

Me despido como siempre diciendo: Haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

Semillas de Fe

DOS MOTIVOS PARA ALABAR AL SEÑOR

“Oh fortaleza mía, a ti cantaré alabanzas; porque mi baluarte es Dios, el Dios que me muestra misericordia.” (Salmo 59:17 LBLA).

¿Tienes razones, ánimo para cantar hoy? O ¿No crees tener motivo alguno para hacerlo?

Baluarte es el Señor

Sabes, de tiempo en tiempo, nuestras circunstancias son tan pesadas que impiden que nuestros brazos se extiendan en dirección al cielo. Son tan abrumadoras que hasta acallan nuestra boca, no dejan que nuestra voz exalte al Señor.

Sin embargo, este pasaje nos permite ver que el salmista tiene dos razones valiosas para cantar alabanzas al Señor.

1. Dios es un Refugio seguro. Él dice: oh fortaleza mía… mi baluarte, conceptos similares que nos indican que Dios es digno de recibir alabanzas porque representa un lugar donde podemos descansar, sentirnos a salvo, seguros, protegidos. Dios es una fortaleza inexpugnable donde podemos sentir que nada podrá alcanzarnos. Pablo describía que nuestra vida está escondida con Cristo en Dios, y eso sin duda es una gran razón para cantarle.

2. Dios es misericordioso. El salmista dice que le canta alabanzas al Señor porque Él le muestra Misericordia. Y a nosotros también. Cada día experimentamos Su Misericordia en nuestra vida. Salimos, volvemos, y Su Misericordia está sobre nosotros. Sabes cuando uno tiene claro quien es Dios para nosotros, y como su Misericordia obra sobre nosotros, es más fácil que nuestros cánticos de alabanza y gratitud salgan de nuestro interior con ferviente adoración.

Cada día Dios nos muestra Su Misericordia, Él obra en nuestra vida, lo cual nos permite cantar con mayor facilidad desde el fondo de nuestro corazón

Si hoy estabas desmotivado o desanimado y no querías cantar alabanzas al Señor te invito a que ores conmigo: “Señor, perdóname porque a veces se me olvida que Tú eres un refugio seguro y que a diario me muestras Tú Misericordia, por eso hoy te ruego que avives en mí el deseo de alabarte con todo mi corazón y no permitas que me olvide quien eres Tú en mi vida, en el nombre de Jesús oramos…. Amén”.

Espero que tú corazón sea buena tierra para que esta Semilla de Fe caiga, germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Me despido como siempre diciendo: Haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

https://www.facebook.com/SemsDeFEgt/

LO MÁS IMPORTANTE NO ES EL PRESENTE SINO LO QUE NOS AGUARDA

‘No os hagáis tesoros en la tierra (…) sino haceos tesoros en el cielo (…) Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. ‘ Mateo 6:19-21

De los 31,187 versículos que tienen las Escrituras, esos son unos de los que más me desafían. Desde unos años atrás este mandato es recurrente en mi vida. Siempre estoy pensando: ¿Estaré abonando al banco celestial o estaré más enfocado en los bienes de este mundo? ¿En dónde esta realmente mi corazón? ¿Estaré cada día mas aferrado a este mundo o al venidero? Miremos tres pasajes y notemos la similitud en ellos en algo específico, LO MÁS IMPORTANTES NO ES EL PRESENTE SINO LO QUE NOS AGUARDA.

En Heb 11:9-10 dice que Abraham habitó como extranjero en la tierra prometida, vivió como si no fuera propia, la razón: esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. ‘ En Hebreos 11:24-26: Moisés teniendo derechos y oportunidad de vivir cómodamente en el palacio del hombre más importante de su tiempo, prefirió sufrir con su pueblo, consideró que ese deleite egipcio sería algo temporal, consideró que eran mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón. El apóstol Pablo no pensaba distinto a ellos. Él dijo que podría ufanarse de sus blasones, su academia, pero no lo haría porque para Él todo era considerado como perdida en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, (Fil ‘3:7-8).

Lo ves, estos hombres y cientos más, no tenían otra idea más que hacerse tesoros en el cielo, consideraban que lo presente es valioso, pero superfluo a la vez, sin embargo, lo que les aguardaba, eso tenía valor eterno.

Sé que nadie desea morirse, pero tampoco debe vivir aferrado a este mundo, porque si lo pensamos al acumular bienes es como si le pusiéramos tanto peso a un globo que jamás despegará hacia el cielo. Si solo vivimos acumulando, nos haremos tan gruesos que difícilmente pasaremos por el ojo de la aguja celestial. Un sabio suele decir: si el dinero no se gasta, entonces no sirve de nada. Seamos de bendición en todo tiempo, el amor de Dios debe mostrarse a diario no ocasionalmente. Compartamos de lo que Dios nos da, al final solo somos administradores de sus bienes.

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y coméntanos. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

http://www.semillaquedafrutoalcientop.org

A PESCAR SE HA DICHO

Mientras caminaba junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, hermano de Simón, echando una red en el mar, porque eran pescadores. Y Jesús les dijo: Seguidme, y yo haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando al instante las redes, le siguieron. (Mc 1:16-18). 

El Evangelio de Marcos para los estudiosos es una narrativa dinámica. Porque las escenas pasan rápidamente. En nuestro texto de hoy, hemos dejado atrás el encarcelamiento de Juan el bautista y ha comenzado el ministerio de Jesús. Y con ese mismo dinamismo Marcos dice que mientras Jesús caminaba Junto al Mar de Galilea salió pescó para el Reino a cuatro personajes a quienes antes ya había conocido (ver Ev. Juan 1:35-42). Bastó su presencia y sus palabras, para que cayeran en sus redes y para transformar por completo sus vidas, les dio un giro de 180 grados, una nueva razón de ser. Sin embargo, para ser pescadores de hombres ellos tuvieron que sacrificar dos cosas importantes: 

  1. SACRIFICARON UN NEGOCIO RENTABLE. William Barclay, citando al historiador judío Josefo, dice que “por aquellos días había 330 barcas de pesca en las aguas del lago. Las personas corrientes de Palestina rara vez comían carne, probablemente no más de una vez por semana. El pescado era su dieta diaria”. Además los romanos consumían pescado en abundancia, lo cual implica que tenían un negocio rentable, aun así, al escuchar la voz del Maestro estuvieron dispuestos a dejarlo todo para convertirse en pescadores de hombres como Él. 
  2. SACRIFICARON A SU FAMILIA. Si seguimos la narrativa, los vs 19-20, dice que Jesús a Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo. Estos a diferencia de los primeros, no estaban pescando, estaban remendando las redes. Pero de la misma manera que los primeros, al escuchar al Maestro, abandonaron su negocio y también a su padre por salir a pescar con Jesús. 

A PESCAR SE HA DICHO, es una forma alegórica de recordarnos la misión que el Señor nos encomendó de: “Ir y hacer discípulos a todas las Naciones…” También para cuestionarnos sobre nuestro quehacer cristiano: ¿Qué estamos sacrificando para llevar a cabo esta labor? ¿Familia, dinero, tiempo? ¿Cuán comprometidos estamos con esta Santa Vocación? 

Dios nos permita a no ser indiferentes ante el llamado y a que nuestras redes no permanezcan rotas y guardadas. 

A PESCAR SE HA DICHO, es una forma alegórica de recordarnos la misión que el Señor nos encomendó de: “Ir y hacer discípulos a todas las Naciones…” También para cuestionarnos sobre nuestro quehacer cristiano

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

MI PADRE ME CONOCE

“Aun antes de que haya palabra en mi boca, he aquí, oh SEÑOR, tú ya la sabes toda.” (Salmo 139:4)

Un día me preguntaron ¿Qué es orar? Orar es hablar con Dios –respondí de inmediato. Agregué: y aunque no siempre sabemos como hablarle, EL PADRE NOS CONOCE y comprende lo que queremos decirle aun sin proferir ninguna palabra. Añadí que el Señor Jesucristo prometió que no nos dejaría huérfanos, y que el Santo Espíritu nos ayuda cual intérprete, a clamar por nosotros y describirle al Padre todo lo que no podemos expresar. 

En el texto que meditamos hoy, podemos dos aspectos maravillosos de Dios. 

(1) DIOS ACTUA COMO UN PADRE. Él sabe reconocer cada uno de los gestos de sus hijos. Aun sin hablarle, Él ha comprendido lo que estamos experimentando. J.C. Ryle dijo: “No sea tímido si su oración es tartamudeante y sus palabras son imperfectas. El Señor te comprende. Así como una madre comprende los balbuceos de su bebé, el amado Salvador nos comprende a nosotros. Puede leer un suspiro y captar el significado de un gemido”. Que Maravilloso es el Señor, que sabe interpretar nuestros gestos y comprendernos. 

(2) DIOS ES OMNISCIENTE. El salmista quiso expresar que no hay nada que esté oculto para Dios. Que aún sin que palabra alguna salga de nosotros Él ya sabe lo que llevamos por dentro. Lo que le duele al corazón, el origen de nuestras lagrimas, la razón de nuestras risas. Conoce el tamaño de nuestras heridas, y la emoción de nuestros triunfos. Sabe cuando la incertidumbre nos está matando, cuando el cansancio nos está acabando , cuando nuestra confianza está flaqueando y cuando la esperanza esta desfalleciendo. Por eso cuando venimos delante de Él, las palabras sobran pero su amor eterno nos abraza, nos cobija y nos hace sentir que Él es UN PADRE QUE NOS CONOCE. 

¿No te parece increíble que el Dios Majestuoso, Sublime, Perfecto y Santo, puede entablar una conversación con nosotros? ¿No te alegra saber que delante de Su Trono las palabras sobran pero el Amor Rebosa más? ¿Te entusiasma saber que a pesar de que Él NOS CONOCE tal y como somos, esta dispuesto a escucharnos? 

Sabe cuando la incertidumbre nos está matando, cuando el cansancio nos está acabando , cuando nuestra confianza está flaqueando y cuando la esperanza esta desfalleciendo.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.