NUESTRA CONFIANZA DEBE DESCANSAR EN DIOS

A diferencia de los hombres Dios no actúa como los seres humanos. A Dios no lo rigen sus pasiones y tampoco traiciona sus convicciones porque Dios es inmutable, es eterno, no cambia, Él es el mismo de ayer, de hoy y lo será por la eternidad. Dios no está pensando que hoy algo es bueno y mañana no lo es. Sigue leyendo y conocerás 5 razones por las cuales puedes poner tu confianza plena en Dios.