LO MÁS IMPORTANTE NO ES EL PRESENTE SINO LO QUE NOS AGUARDA

‘No os hagáis tesoros en la tierra (…) sino haceos tesoros en el cielo (…) Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. ‘ Mateo 6:19-21

De los 31,187 versículos que tienen las Escrituras, esos son unos de los que más me desafían. Desde unos años atrás este mandato es recurrente en mi vida. Siempre estoy pensando: ¿Estaré abonando al banco celestial o estaré más enfocado en los bienes de este mundo? ¿En dónde esta realmente mi corazón? ¿Estaré cada día mas aferrado a este mundo o al venidero? Miremos tres pasajes y notemos la similitud en ellos en algo específico, LO MÁS IMPORTANTES NO ES EL PRESENTE SINO LO QUE NOS AGUARDA.

En Heb 11:9-10 dice que Abraham habitó como extranjero en la tierra prometida, vivió como si no fuera propia, la razón: esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. ‘ En Hebreos 11:24-26: Moisés teniendo derechos y oportunidad de vivir cómodamente en el palacio del hombre más importante de su tiempo, prefirió sufrir con su pueblo, consideró que ese deleite egipcio sería algo temporal, consideró que eran mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón. El apóstol Pablo no pensaba distinto a ellos. Él dijo que podría ufanarse de sus blasones, su academia, pero no lo haría porque para Él todo era considerado como perdida en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, (Fil ‘3:7-8).

Lo ves, estos hombres y cientos más, no tenían otra idea más que hacerse tesoros en el cielo, consideraban que lo presente es valioso, pero superfluo a la vez, sin embargo, lo que les aguardaba, eso tenía valor eterno.

Sé que nadie desea morirse, pero tampoco debe vivir aferrado a este mundo, porque si lo pensamos al acumular bienes es como si le pusiéramos tanto peso a un globo que jamás despegará hacia el cielo. Si solo vivimos acumulando, nos haremos tan gruesos que difícilmente pasaremos por el ojo de la aguja celestial. Un sabio suele decir: si el dinero no se gasta, entonces no sirve de nada. Seamos de bendición en todo tiempo, el amor de Dios debe mostrarse a diario no ocasionalmente. Compartamos de lo que Dios nos da, al final solo somos administradores de sus bienes.

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y coméntanos. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

http://www.semillaquedafrutoalcientop.org

¿EN DÓNDE ESTA LA FE?

No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra? (Luc 18:8b)

La viuda y el juez injusto

Por aquella época, las personas se deslumbraron con las enseñanzas del Señor Jesucristo. Pues sin palabras rebuscadas, enseñó el Camino que conduce al Padre. Con ilustraciones simples, explicaba las grandezas del Reino y dio lecciones sobre la verdadera conducta cristiana. Como ellos concuerdo con ellos, Jesús es incomparable.

Nuestro texto es la conclusión de una maravillosa historia que Él utilizó para explicar la importancia de orar y no desfallecer en ello (Lc 18:1); Habló sobre una mujer que insistentemente buscó a un juez que ni creía en Dios, ni tenía el menor respeto por nadie. Y que después de tanto insistir, fue escuchada y recibió justicia. Jesús entonces comparó al Dios justo con aquel hombre injusto y preguntó: ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Y concluye afirmando: Os digo que pronto les hará justicia, (Lc 18:7-8). Luego, para que su audiencia reflexione dice: “cuando Él venga, ¿hallará fe en la tierra?

Observa dos maravillosas verdades, (1) Él volverá. Este es un hecho ineludible. Son palabras reveladoras de un hecho futuro, y sabes, Jesús no miente. Y podría hablar solo de eso pero quiero que veas lo sig. (2) Es posible que en su venida la Fe halla escaseado.

¿Que significa esto? que es posible que las personas cesen de orar. Que sean inconstantes en buscar de Dios. Que ya no suplique más a Él. Es posible, que muchos hayan perdido la esperanza de que Cristo vuelva o que duden que existe Dios, o que Él pueda escucharlos, o que Él los haya olvidado.

Si prestamos atención a los patrones de conducta de nuestro tiempo, notarás que son similares a los que antes cité. Cada vez más hay personas que están perdiendo su fe, la esperanza de que Cristo vuelva, están dejando de clamar a Dios. Entonces, ¿Estará cerca la venida del Señor? Y tú ¿Estás clamando porque esto suceda? Nos dejemos de buscar a Dios en oración, y no desfallezcamos en desear que Cristo vuelva pronto.

¿Que significa esto? que es posible que las personas cesen de orar. Que sean inconstantes en buscar de Dios. Que ya no suplique más a Él.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

GRACIAS, TUS PALABRAS ME ANIMARON

20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

Persecución de la Iglesia

Hace unos días publicó un amigo en Facebook: “El evangélico es el más imbécil de los oprimidos”. Confieso que de primera mano fue chocante leerlo. Pero minutos después de reflexionarlo, me dio una profunda alegría. Si, leíste bien, me alegró porque noté que la Palabra de Dios sigue confirmándose. Porque han pasado siglos y el seguidor de Cristo sigue siendo aborrecido y objeto de insultos. Nuestro texto citado dice que los creyentes serian aborrecidos. El Señor fue claro, no mintió al decir que si a Él siendo el hijo de Dios, el Dios encarnado, lo persiguieron, insultaron, aborrecieron, y lo trataron como quisieron, sus seguidores también estarían expuestos a similares situaciones. Marcos 13:9, o Mateo 10 o lo sufrido por Pablo en 2Cor 11:16ss nos bastan para saber que el sistema de valores que gobierna este mundo está en contraposición con los valores del Reino, por eso siempre aborrecerán a todo aquel que no se alinea a ellos.

Así que, palabras como estas deben agradecerse porque nos animan a seguir confiando en Dios, pues Él no nos ha mentido. Sino que nos demuestra que conoce los tiempos y sabe que en nuestra vida sufriremos aflicción, persecución y martirio, pero Él ya ha vencido todo esto con su muerte sacrificial. Y ES PREFERIBLE SER UN EVANGELICO ESCLAVIZADO AL DIOS VIVO QUE A CUALQUIER OTRO SISTEMA HUMANO.

Por último, te invito a que ores por la iglesia perseguida, porque aun cuando no vemos los noticieros publicando estos actos, cada día muchos hermanos están muriendo por la causa de Cristo.

El Señor fue claro, no mintió al decir que si a Él siendo el hijo de Dios, el Dios encarnado, lo persiguieron, insultaron, aborrecieron, y lo trataron como quisieron, sus seguidores también estarían expuestos a similares situaciones.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

NO LLORES

12Y cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, he aquí, sacaban fuera a un muerto, hijo único de su madre, y ella era viuda; y un grupo numeroso de la ciudad estaba con ella. 13Al verla, el Señor tuvo compasión de ella, y le dijo: No llores. (Lucas 7:12-13).

Viuda de Naín

Estos son apenas dos textos de una historia conocida por muchos. Es el relato de la sanidad del hijo de una viuda, ocurrido en Naín, una ciudad muy cercana a Nazaret. Sin embargo, en esta corta narración podemos ver como era y que hacía Jesús. Podemos no solo ver su poder sanador, el cual por cierto es maravilloso, sino también su sensibilidad ante las necesidades de los demás. Jesús dijo, no he venido a abolir La Ley sino a cumplirla, y parte del cumplimiento tenía que ver con la ayuda a las viudas, a los necesitados. Su gran amor, lo movió a compadecerse de aquella mujer, y la consoló trayendo a la vida a su hijo.

Hoy, tal como ayer, Jesús sigue compadeciéndose no solo de madres que hoy sufren por hijos enfermos, o ausentes, o que ha fallecido, o por hijos que están involucrados en vicios o que están cumpliendo alguna condena. Jesús se compadece del que sufre la perdida de cualquier ser querido, del que carece, del desesperanzado. Y al igual que en aquella oportunidad le dijo a la viuda, hoy también te dice a ti que sufres: NO LLORES, YO ESTOY AQUÍ, SOLO VEN A MI.

Hoy, tal como ayer, Jesús sigue compadeciéndose no solo de madres que hoy sufren por hijos enfermos, o ausentes, o que ha fallecido, o por hijos que están involucrados en vicios o que están cumpliendo alguna condena. Jesús se compadece del que sufre la perdida de cualquier ser querido, del que carece, del desesperanzado.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.