¿POR QUÉ JESÚS CAUSA DIVISIÓN?

PENSAMIENTOS EN EL EVANGELIO DE JUAN. (Tiempo estimado de lectura: 10 minutos)

INTRODUCCIÓN

Jesús siempre ha sido objeto de división. Para algunos, Él sigue sin ser quien dijo ser. Siguen si creer que Él es el Mesías, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. Es dramático ver que encima de no creer le atacan, argumentan en su contra, niegan los hechos sin siquiera  haber tenido o tratado de acercarse a Él, movidos más por las corrientes de pensamiento que por la experiencia. Pero para otros como yo, Él si es quien dijo ser, Él es el Hijo Unigénito de Dios, Él es el Dios encarnado que descendió del cielo para ofrecerse voluntariamente en sacrificio por los pecadores. 

Juan capitulo. 7: Jesús causa división.

Sin embargo esto no tomó por sorpresa al Señor, al contrario, Jesús advirtió que esto ocurriría. Él dijo: «que familias se dividirían, tres estarán a mi favor, afirmó, y dos en mi contra, o viceversa. Hijos estarán contra padres, familia política de igual forma, todo por causa de Él» (Luc 12:51-53). En el Evangelio de Juan 7:5 dice que: «ni sus hermanos de sangre creían en Él», menos las multitudes. También en el mismo capítulo se registra que luego de escuchar sus enseñanzas y ver sus obras milagrosas buena parte de la multitud se decía: «¿acaso esperan que el Mesías haga mas señales milagrosas que las que hizo este hombre?» (Jn 7:31), pero otro grupo decía que «estaba endemoniado porque les decía que querían matarle» (Jn 7:20). En en 7:40 ss. Dice que «algunos de la multitud, al oír lo que Jesús decía, afirmaron: Seguramente este hombre es el Profeta que estábamos esperando. Otros decían: Es el Mesías. Pero otros expresaban: ¡No puede ser! ¿Acaso el Mesías vendrá de Galilea?… Así que hubo división entre la multitud a causa de Él.»

La gran pregunta que debemos responder: ¿por que Jesús es motivo de tanta división, que lo provoca? ¿Por qué no se cree globalmente en Él? Déjame mostrarte al menos tres argumentos para responder ¿POR QUÉ JESUS ES MOTIVO DE DIVISION? 

PRIMER ARGUMENTO, FALTA DE FE.

La fe es la principal razón para aceptar o rechazar a Jesús. Mientras que una persona no crea en Él, estará en su contra. O no estará a su favor. Pero esta fe no proviene de la nada. Dios es el artífice de la fe en nuestro corazón. Él es quien nos mueve hacia el hijo, nos atrae a Él, lo afirman varios pasajes como Jn 1:13, 18; 4:27, 32; 6:37, solo por mencionar algunos. Dios nos da y alimenta la fe a través de Su Palabra. A medida que leamos la Biblia y escuchemos mensajes bíblicos nuestra fe florecerá y crecerá. De ahí la importancia que tiene tanto lo uno como lo otro.

Dios es el artífice de la fe en nuestro corazón. Él es quien nos mueve hacia el hijo, nos atrae a Él…Dios nos da y alimenta la fe a través de Su Palabra. A medida que leamos la Biblia y escuchemos mensajes bíblicos nuestra fe florecerá y crecerá. De ahí la importancia que tiene tanto lo uno como lo otro.

Por eso el apóstol Pablo dijo: «¿pero cómo pueden ellos invocarlo para que los salve si no creen en Él? ¿Y cómo pueden creer en Él si nunca han oído de Él? ¿Y cómo pueden oír de Él a menos que alguien se lo diga?» (Ro 10:14). Sin embargo dice más abajo que no todos aceptan la Buena Noticia, no todos son avivados en su corazón (Ro 1016) y necesitan constantes señales milagrosas para poder creerle (Jn 4:48 6:26), contradiciendo así lo que significa la fe, porque la fe se basa en creer a pesar de no ver nada tangible. Entonces, estamos a favor o en contra de Jesús si creemos o no Él. Y esa fe, es el Padre quien la pone en nosotros como consigna Efesios 2:8-9. Concluyendo que El pecado del mundo es no creer en Jesús como consigna Juan 15:9. 

SEGUNDO ARGUMENTO, FALTA DE AMOR GENUINO A CRISTO

Las personas también se dividen por causa del amor a Jesús. Pues Jesús, bien puede ser amado como odiado. Si, leíste bien, a Jesús mucho le amamos, pero también son multitudes las que no lo hacen. Tengo argumentos para decir que incluso, personas que se congregan en una iglesia, pese a su asistencia, en realidad no le aman. Pero eso es material para otro escrito. Jesús no era ajeno a este sentimiento en su contra, a continuación te muestro solo algunos pasajes para sustentar lo dicho. Por ejemplo en 8:42 les dice a los fariseos: «Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque he venido a ustedes de parte de Dios» les dijo a los líderes religiosos. Pues ellos afirmaban ser hijos de Abraham, escudriñaban las Escrituras, pero no imitaban la fe de Abraham. En el v.43 dice que «ni siquiera toleran escuchar su enseñanzas» (lo mismo que ocurre con algunos miembros de las congregaciones), no toleran el mensaje, se resisten a él, no les hace sentido, no lo entienden.

Pero por otro lado, los que le aman, los que pertenecen a Dios, dice en el v.47a: «escuchan con gusto las palabras de Dios». Amar a Jesús está relacionado por tanto, con amar las Escrituras, con obedecerlas, con atesorarlas, como dice en Jn 15:10, «cuando obedecen mis mandamientos, permanecen en mi amor». Por eso es que siempre digo que en la medida que somos expuestos a las Escrituras, creceremos en Fe, seremos edificados, fortalecidos en nuestra vida espiritual, pero también crecerá nuestro amor por Jesús, por Dios, por lo Santo. Más querremos ser guiados por el Espíritu Santo. El amor a Jesús nos lleva a considerar como de menor importancia lo que pertenece a este mundo. Eso pasa a segundo plano. Lo cual nos dirige al ultimo argumento, Jesús esta dividido por amor al mundo terrenal.

En la medida que somos expuestos a las Escrituras, creceremos en Fe, seremos edificados, fortalecidos en nuestra vida espiritual, pero también crecerá nuestro amor por Jesús, por Dios, por lo Santo. Más querremos ser guiados por el Espíritu Santo.

TERCERO, EXCESIVO AMOR A ESTE MUNDO

Jesús también esta divido por causa de los valores de este mundo. Quienes no aman a Jesús aman vivir bajo los valores de este mundo. Se conducen guiados por las corrientes terrenales.  Pero los que aman a Jesús se conducen bajo los preceptos del reino. Viven por ellos. No son impresionados ni movidos por causa de lo que todos mundo piensen o crean o deseen. Al contrario, se mantienen firmes en su amor por Jesús. Pues si le amamos a Él, se inclina la balanza hacia Él y no hacia el amor por lo terrenal. Nos permite separar nuestras prioridades espirituales de las prioridades y de las exigencias terrenales. Nos despega de los deseos de este mundo, lo material no deja ser importante, pero si se convierte en secundario. El amor por Jesús produce en el mundo odio hacia Él y hacia nosotros. Por Jesús, porque Él los acusa de hacer lo malo (Jn 7:7), expone sus pensamientos oscuros, deseos mezquinos, malas acciones (Jn 3:20). En quienes le amamos provoca odio porque no pertenecen, ni se conducen como el mundo lo hace, porque no forman parte de Él, porque han sido sido elegidos por Él (Jn 15:18ss). Este odio es tal que provocará que suframos similares sufrimientos que los sufridos por Jesús. Incluso dice que algunos morirán en manos de personas que piensan que están haciendo un servicio santo para Dios (Jn 16:2).

Esto ultimo, no nos debe desanimar, Jesús dijo que nos lo advertía para avivar nuestra fe, pero también dijo que debíamos sentirnos bienaventurados si sufríamos por su causa. Lejos de desanimarnos nos debe servir como parámetro para evaluar nuestra vida espiritual. Pues si estamos viviendo como lo hace el mundo, congraciándonos con él, buscando su aceptación y aprobación, más identificados con sus valores y conductas que con las del reino, seguramente es porque le amamos más a él que a Jesús. La iglesia –como dijo mi amigo pastor Moisés Alvarado en una predica reciente: «es la reserva moral de este mundo». Por lo tanto, no puede ni debe tratar de ser igual a este mundo. Debe ser distinto aun si le cuesta vivir solo, odiado por sus convicciones. Aun si le cuesta la vida misma.

CONCLUSIÓN

Mientras el Padre no ponga Fe en nosotros, mientras no seamos iluminados por la Palabra de Dios, no amaremos a Jesús más de lo que amamos este mundo. Seguiremos viviendo aferrados y dirigidos por la corriente de este mundo, evidentemente o no estaremos diciendo que odiamos a Jesús. Un punto más, el llamado de Dios para sus discípulos es a mostrar

Resta nada más preguntarte: ¿En que bando quieres estar? Con quienes le creen, aman a Jesús o con quienes dudan de Él, le odian y aman más este mundo? 

Mientras tú decides, yo me despido como siempre diciéndote: ¡haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible! Esto fue: Semillas de Fe. 

GRACIAS, TUS PALABRAS ME ANIMARON

20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

Persecución de la Iglesia

Hace unos días publicó un amigo en Facebook: “El evangélico es el más imbécil de los oprimidos”. Confieso que de primera mano fue chocante leerlo. Pero minutos después de reflexionarlo, me dio una profunda alegría. Si, leíste bien, me alegró porque noté que la Palabra de Dios sigue confirmándose. Porque han pasado siglos y el seguidor de Cristo sigue siendo aborrecido y objeto de insultos. Nuestro texto citado dice que los creyentes serian aborrecidos. El Señor fue claro, no mintió al decir que si a Él siendo el hijo de Dios, el Dios encarnado, lo persiguieron, insultaron, aborrecieron, y lo trataron como quisieron, sus seguidores también estarían expuestos a similares situaciones. Marcos 13:9, o Mateo 10 o lo sufrido por Pablo en 2Cor 11:16ss nos bastan para saber que el sistema de valores que gobierna este mundo está en contraposición con los valores del Reino, por eso siempre aborrecerán a todo aquel que no se alinea a ellos.

Así que, palabras como estas deben agradecerse porque nos animan a seguir confiando en Dios, pues Él no nos ha mentido. Sino que nos demuestra que conoce los tiempos y sabe que en nuestra vida sufriremos aflicción, persecución y martirio, pero Él ya ha vencido todo esto con su muerte sacrificial. Y ES PREFERIBLE SER UN EVANGELICO ESCLAVIZADO AL DIOS VIVO QUE A CUALQUIER OTRO SISTEMA HUMANO.

Por último, te invito a que ores por la iglesia perseguida, porque aun cuando no vemos los noticieros publicando estos actos, cada día muchos hermanos están muriendo por la causa de Cristo.

El Señor fue claro, no mintió al decir que si a Él siendo el hijo de Dios, el Dios encarnado, lo persiguieron, insultaron, aborrecieron, y lo trataron como quisieron, sus seguidores también estarían expuestos a similares situaciones.

Semillas de Fe

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

NO OLVIDEMOS A LOS MISIONEROS

‘Me alegra mucho que, como hermanos en Cristo, al fin hayan vuelto a pensar en mí. Yo estaba seguro de que no me habían olvidado, solo que no habían tenido oportunidad de ayudarme. ‘ (Filipenses 4:10)

Hacedor de tiendas

El apóstol Pablo todo el tiempo procuró no ser una carga para ninguna de las iglesias que fundó. No quería que nada entorpeciera la relación de ellos con Su Señor. Tampoco quería aprovecharse de ninguna de las iglesias ofrendantes. Al contrario, mientras pudo, buscó agenciarse de fondos fabricando tiendas (cp. Hch 18:1-3). Aun cuando Él creía que el siervo era merecedor de su salario (1Ti 5:18), repito, no quería convertirse en carga para nadie. 

En nuestro texto de hoy, Pablo expresa su alegría porque ellos volvían a ocuparse de sus necesidades. Y sin temor a equivocarme, no lo dijo por algún interés económico, creo que en el párrafo anterior lo dejé claro. Y lo confirman los textos posteriores, donde dijo que había aprendido a vivir en cualquier situación, y que Todo lo podía porque Cristo era su fortaleza. Por tanto, se deleitaba por la actitud generosa de la iglesia hacia Él, porque ellos habían querido apoyarlo, pero no habían podido. 

Querido lector, no sé si has tenido la oportunidad de estar cerca de algún misionero, y has notado la angustia que vive cada que llega el momento de pagar las cuentas o el drama que enfrenta cuando la ayuda de sus ofrendantes se atrasa, o cuando dejan de enviárselas, o como sufren viendo a su familia careciendo por falta de los recursos que no llegan. Pues yo si lo he visto, y francamente es dramático por todo lo que pasan, a la vez es conmovedor todo lo que enfrentan por su amor al ministerio que el Señor les ha encomendado. Es admirable también su fe en Dios y la confianza que ponen en el amor de la iglesia que los envía. 

Mi querido profesor Abel Morales (QEPD) amaba las misiones, sus ojos se llenaban de gozo cuando exponía sus clases. De él aprendí a amar este ministerio. Y comprendí que a LOS MISIONEROS NO PODEMOS OLVIDARLOS. En virtud de ello, a finales del 2017, gracias a su influencia y la convicción que el Señor puso en mi, me llevó iniciar un proyecto de apoyo financiero a misioneros y otro de ayuda social. Pero al testificarlo no quiero ni extenderme hablando sobre esto porque esto no se trata de mí, y no pretendo dirigir la atención hacia mí, pues solo somos administradores de los recursos del Señor. Él es el dueño de todo y nosotros solo somos instrumentos. Dios todo el tiempo nos esta llamando para que sirvamos desde nuestra trinchera para el engrandecimiento de Su Reino en la tierra. Y porque no basta solo con que los misioneros vayan, o que la iglesia ore, sino que también es necesario que a través de los recursos que Dios no da, apoyemos las misiones. Que NO OLVIDEMOS A LOS MISIONEROS y procuremos que las ofrendas lleguen hasta el lugar donde están sirviendo al Señor. Pregunto:  

Dios todo el tiempo nos esta llamando para que sirvamos desde nuestra trinchera para el engrandecimiento de Su Reino en la tierra. Y porque no basta solo con que los misioneros vayan, o que la iglesia ore, sino que también es necesario que a través de los recursos que Dios no da, apoyemos las misiones. Que NO OLVIDEMOS A LOS MISIONEROS y procuremos que las ofrendas lleguen hasta el lugar donde están sirviendo al Señor.

¿Te ha estado hablando el Señor para servirle con los recursos que te ha dado? ¿Has faltado a tu compromiso con el Señor para apoyo misionero? ¿Has pedido al Señor que te permita servirle a través de las ofrendas misioneras? Y tu misionero, pastor ¿estás siendo fiel con las ofrendas que estas recibiendo, las agradeces?

Espero que tu corazón sea buena tierra, para que esta Semilla de Fe germine, crezca sanamente y de fruto al ciento por uno. Si te gustó, dale me gusta, compártela y déjanos tus comentarios. Me despido como siempre diciendo, haz tú lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

Semillas de Fe.

Aprendiendo de la iglesia de Éfeso

Introducción

Muchos han llamado a la carta a los Efesios como “los Alpes del Nuevo Testamento, el Gran Cañón de las Escrituras y la Reina de las Epístolas no solo por su grandioso tema, sino por la majestad de Cristo que aquí se revela”.[1] El apóstol Pablo[2] se dirige a la iglesia de Éfeso, a diferencia de otras epístolas no para corregir alguna herejía naciente sino para instruirla teológicamente. Así mismo les escribe para establecer reglas básicas para la correcta conducta cristiana, su fidelidad y compromiso con Dios.

Efeso

El mensaje de Pablo a través de la carta a la iglesia de Éfeso contiene una vasta riqueza de principios no solo para la iglesia de Éfeso[3], sino también para la iglesia del siglo XXI.

Este escrito pretende conocer esos principios bíblicos y traerlos al contexto actual. Para lograrlo se desarrolla bajo estos dos puntos principales: 1) La correcta instrucción de la iglesia.   2) En segundo lugar la transformación a partir de la instrucción. Para finalmente llegar a las 3) Se concluirá de acuerdo a todo lo anteriormente desarrollado.

Existe un convencimiento personal que, si una iglesia es correctamente instruida, entonces necesariamente debe ser transformada. La instrucción ayuda a conocer el propósito de Dios para la iglesia,  la transformación por ende es el resultado de alcanzar los objetivos en el plan de Dios.

Descubriendo el propósito de Dios para Su iglesia[4]

Generalmente cuando se hace evangelismo personal se le dice a las personas: Dios tiene un plan para tu vida, pero luego de formar parte de alguna institución en particular, pasan años, incluso décadas sin que esa persona sepa realmente cuál era ese plan de Dios para su vida del que tanto le hablaron. Entonces surge una pregunta ¿Será que realmente Dios tiene un plan especifico para la iglesia? Y la respuesta es contundente: por supuesto que sí lo tiene. Lo ha tenido desde antes de la fundación de todo lo creado.

El tema tiene que ver con que gran parte de los dirigentes, sin importar la denominación  que sea, no están sintonizándose con Dios, no están buscando esa dirección porque no están escudriñando las escrituras y por tal razón no han comprendido que es lo que Dios quiere para sus iglesias, no han descubierto hacia donde Dios quiere llevarlos.

Rick Warren en su libro Una Iglesia con Propósito dice: “Dirigir a su congregación a través del descubrimiento de los propósitos del Nuevo Testamento para la iglesia es una aventura excitante. Los líderes sabios comprenden que las personas aceptaran verbal y mentalmente lo que se les dice”.[5]

Dios tiene un plan para bendición

El apóstol Pablo en la carta a los efesios revela los propósitos que Dios tiene para su iglesia. Uno de esos propósitos es: bendecir a la iglesia que ha sido comprada con la sangre de Jesucristo.

Luego de su cálido saludo Pablo en el versículo tres dice:

3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, [6]

Por el vocablo griego utilizado por el apóstol Pablo al inicio del verso tres: eúlogethós  puede entenderse que lo que él sugiere es una alabanza a Dios. Más que una doxología es un cántico de adoración al Padre. Una bendición que abarca a las tres personas de la Santa Trinidad. Toda eúlogía, es decir, toda bendición para la iglesia dada por parte de Dios es por medio de su hijo Jesucristo. El origen de todas las bendiciones que la iglesia puede recibir esta en Dios, pero se alcanzan a través de la unión con el Hijo.

La humildad de Pablo se pone de manifiesto en esta declaración, reconociendo a Dios como el autor de las bendiciones y a su vez enseña a la iglesia cual debería ser su actitud ante la primera persona de la Trinidad. La adoración como resultado de la gratitud por las múltiples bendiciones recibidas. La bendición ha estado manifiesta como parte del plan divino en todo tiempo. Desde antes de la fundación del mundo Dios había elegido a Su iglesia. En tiempo presente la redime y en el futuro esta guardada una herencia que ha sido prometida.

La adoración a Dios se da como resultado de la gratitud por las múltiples bendiciones recibidas.

Dios se ha propuesto bendecir a sus hijos y la respuesta debería ser la adoración a Él. John Piper en uno de sus artículos dice respecto de la adoración dice:

La adoración es un sentimiento interno y una acción externa que refleja la excelencia de Dios; y el sentimiento interno es la esencia, porque Jesús dijo, “Este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, en vano me adoran”. La adoración es vana, vacía, nada, cuando el corazón está insensible; y creo que es posible describir la experiencia del corazón en la adoración. En general, hay tres maneras como el corazón puede responder en adoración a Dios, y usualmente se pueden sobreponer y coexistir.[7]

Las bendiciones de Dios, sigue diciendo el apóstol Pablo son espirituales en los lugares celestiales. Esta clase de bendiciones han de entenderse como lo que se recibe de parte de Dios por medio del Espíritu Santo. No deben verse como bendiciones materiales ni bendiciones venideras, más bien como parte de la vida espiritual que el creyente vive en unión con Cristo.

Así mismo los lugares celestiales no deben entenderse como un lugar físico, “indica que estas bendiciones espirituales son celestiales en cuanto a su origen, y que desde el cielo descienden a los santos y creyentes en la tierra”[8] ya que anteriormente se ha dicho que es Dios la fuente de tales bendiciones. La justicia de Dios, la posición en Cristo, el poder que otorga a Su iglesia es producto de tal bendición.

La justicia de Dios, la posición en Cristo, el poder que otorga a Su iglesia es producto de las bendiciones espirituales.

[1] Biblia de Estudio Plenitud, Reina y Valera revisión del 60, (Editorial Caribe: Nashville, Tennessee, EUA, 1194).

[2] En este escrito no se pretende analizar ni la autoría de la Epístola como tampoco la fecha y el lugar de envío de la misma. Se aceptará a Pablo como el autor de la carta y a la iglesia establecida en Éfeso como sus destinatarios.

[3] En el segundo viaje misionero de Pablo delega a Priscila y Aquila para que permanezcan en Éfeso, presumiendo que fueron ellos los fundadores de aquella iglesia (Hechos 18:26). Luego Pablo durante su tercer viaje misionero después de recorrer varias ciudades de Asia Menor estableció a la iglesia de Éfeso. Siendo Éfeso una de las ciudades donde Pablo permaneció por más tiempo. Éfeso fue una ciudad muy reconocida por ser un importante centro político, educativo y comercial. Además estaba plagada de construcciones impresionantes tales como el templo a Artemisa, el cual es considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo. Artemisa para los griegos era la diosa de la fertilidad, lo mismo que para los romanos quienes la llamaban Diana. Era a esta diosa a quienes los efesios rendían cultos paganos, con sacerdotisas quienes se prostituían dando paso a grandes orgías.

[4] La definición que iglesia que será utilizada en este escrito es la que Wayne Grudem describe como: comunidad de todos los verdaderos creyentes de todos los tiempos. Es la comunidad de todos los que son verdaderamente salvados. Según Wilton M. Nelson ekklesi,a es un sustantivo que en la antigüedad se refería a la reunión pública generalmente de orden político de los que respondían al mensaje del heraldo. En LXX es empleada para traducir la palabra hebrea qajal, que significa congregación. Ya en el NT da la idea de ambos significados, y combinado se dice entonces que es el pueblo o congregación de los llamados de Dios.

[5] Rick Warren, Una iglesia con propósito, (Editorial Vida: Miami, Florida, 1998), 102.

[6] Todos los textos bíblicos han sido tomados de la versión Reina-Valera del año 60, a menos que se indique lo contrario.

[7] John Piper, Deseando a Dios, (Recursos teocéntricos del ministerio de John Piper), 12.

[8] William Hendriksen, Comentario al Nuevo Testamento: Efesios, (Libros Desafío: Gran Rapids, Michigan, 1984),60.

SUFRAMOS POR CAUSAS JUSTAS

1Pedro 3:17 dice: pues es mejor padecer por hacer el bien, si así es la voluntad De Dios, que por hacer el mal“.

Tres grandes verdades destaco de este pasaje.

  1. Primera verdad: ningún cristiano está exento de problemas, o sufrimientos. No existe ninguno que pueda decir que vive sin problemas porque mentiría. Todos absolutamente todos, desde el pastor mas reconocido, hasta el hermano más desconocido, puede vivir tiempos de zozobra, y angustia. Por ello, si una persona dice: “ven a Cristo y Él acabará con todos tus problemas”, definitivamente no está siendo sincero. Está vendiendo humo. Porque Jesús mismo dijo: “en el mundo tendrán aflicciones…” Por tanto, que quede claro que mientras no estemos en presencia de Dios, siempre estaremos expuestos al sufrimiento y al dolor.

Sin embargo Pedro está diciendo que si has de sufrir que sea por una causa justa, y esa causa es Cristo. Pedro le escribió a una iglesia perseguida, una iglesia martirizada y alejada de casa. Le escribió a una iglesia que estaba siendo acusada injustamente por el gobernante en turno. Una iglesia que estaba sirviendo de chivo expiatorio de un crimen que no había cometido. De esa cuenta entonces, los sufrimientos eran inevitables.

Pero Pedro deja claro, que por esta clase de circunstancias si vale la pena sufrir. Porque Cristo no es una causa perdida, es la mejor causa que una persona puede seguir. Si tú eres misionero y estas siendo perseguido, te digo, estas sufriendo por hacer el bien. Si eres pastor y estas atravesando tiempos difíciles, animo, estas sufriendo por hacer el bien. Si eres líder y estas experimentado pruebas difíciles, sigue adelante porque es por una buena causa. Sin importar lo que hoy vivas, no te desanimes, Dios está contigo.

  1. Segunda verdad, la Soberanía De Dios es permisiva. Hay circunstancias que parecieran estar fuera del alcance de las manos De Dios, pero no es así. En la Biblia tenemos pasajes que nos demuestran de qué manera la Voluntad de Dios es permisiva. Tenemos el caso de Job, Dios permitió que Satanás lo hiriera con una serie de padecimientos, y no de cualquier tipo, pero en su tiempo lo restauró a causa de su fidelidad. Otro caso, el más importante, Nuestro Señor Jesucristo. Dios permitió que en su pasión el padeciera todo tipo de dolor, burlas, golpes, ofensas, escupitajos, etc., porque esa fue Su Voluntad. De no ser así, jamás hubiera dejado que alguien pudiera hacerle daño, o atentar contra la Vida de su Unigénito Hijo.

 En otras palabras estoy diciendo que Dios permite el sufrimiento de sus hijos si es esa su voluntad. Y no porque sea malo, o injusto, o despiadado, sino porque Él conoce que estas situaciones adversas sirven como crisol para purificar su fe (1Pe 1:6). Y quien más que Pedro para saberlo, pues Jesús mismo le advirtió que al igual que a Job, el diablo había pedido permiso para zarandearlo pero Jesús anticipadamente había orado para que la fe de Pedro no fallara y luego de pasada la prueba fortaleciera a sus hermanos (Lc 22:31-32) y todos sabemos cómo fue transformado Pedro, nada más que se volvió el líder principal de la iglesia primitiva.

Dios también puede permitir circunstancias sociales, puede permitir gobiernos rebeldes, abusivos, puede permitir dictadores como vemos en Latinoamérica y otros países, puede permitir malos gobernantes, puede permitir legisladores que defiendan a los animales pero permitan los abortos como recién ocurre en Chile. Puede permitir que se promulguen leyes que impulsen a los homosexuales a vivir a su manera, como lo vemos en USA y otros países que están a favor de este movimiento.

Dios permite todo eso no porque sea un flojo, o esté de acuerdo. Para nada, ni es flojo y para nada estará de acuerdo con tales aberraciones pues Él es un Dios tres veces Santo. Dios desea que todos los hombres vengan al arrepentimiento y al conocimiento de su verdad, pero esta opción tiene fecha de caducidad. Llegará un día, el día grande, donde Él les aplicara su Ley Justa a cada uno de aquellos que decidieron vivir bajo sus propias normas de conducta y entonces ahí será el lloro y crujir de dientes.

  1. Tercera verdad: también se puede sufrir por causas incorrectas. Así como se puede sufrir por causa del Señor Jesucristo, una buena causa como se dijo previamente, también se puede sufrir por causa de acciones pecaminosas. Es decir, se pueden sufrir las consecuencias de una vida desordenada, o pecaminosa. Judas sufrió por traicionar a Jesús. Ananías y Safira sufrieron por tratar de engañar al Espíritu Santo, en el A.T. vemos a Sansón sufriendo por incumplir su voto, y así tantos y tantos personajes que nos pueden servir de ejemplo que sufrieron las consecuencias de sus malas decisiones. Esto para Pedro es lo que considera causas por las cuales no vale la pena sufrir.

En conclusión, mientras estemos en esta tierra, el sufrimiento será parte de nuestras vidas. Dios puede permitir el sufrimiento en nuestras vidas, si es esa su voluntad. Y creyentes como no creyentes estamos expuestos a sufrir con la única gran diferencia que los creyentes saben que Cristo intercede por ellos, que el Espíritu Santo los consuela y no los deja huérfanos. Y sobre todo que un día ese sufrimiento terminará y se transformará en un gozo eterno cuando estemos en presencia de Dios.

Mi deseo es que si estas atravesando tiempos adversos, sean en Cristo y por Cristo y no a causa del pecado. Recuerda todo sufrimiento es temporal, un día el dolor se convertirá en gozo. La tristeza en alegría. Y la angustia en regocijo por toda la eternidad.

Me despido como siempre diciéndote: haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.  

 

 

NO CULPEN AL MENSAJERO (Conclusión)

En el articulo anterior vimos la calidad de seres humanos que fueron tanto el Rey Herodes y Herodías su esposa. Vimos que ambos fueron capaces de matar a Juan el Bautista con tal que él ya no siguiera confrontándolos con su pecado. También vimos que fueron capaces de valerse de todos y de cualquiera para alcanzar su fin. Dijimos que nuestra reacción al escuchar la verdad siempre nos pesa. Que no nos resulta fácil admitir que estamos mal, y menos nos gusta que nos confronten. Que por lo general nos justificamos ante las confrontaciones. Buscamos que nuestros pecados se vean como aceptables para que no nos acusen. Ahora veremos como la verdad nos confronta siempre que la escuchamos y que pese a la oposición que encuentre en este mundo la Palabra de Dios prevalecerá.

Juan el Bautista-Caravaggio

Escuchar la verdad siempre nos confronta

La mente inundada de pecado no tan fácilmente se convence de su realidad. No tan fácil acepta que está mal, porque mientras pecamos estamos disfrutando del mal que hacemos. No miramos el daño que estamos cometiendo contra quienes nos rodean. Porque quien peca es egoísta. Busca solo estar bien él aunque lastime a otros. Y por esa razón las personas no quieren ser confrontados, porque su auto satisfacción terminará. No quieren escuchar la verdad porque no están dispuestas a abandonar lo malo que están haciendo. En palabras de Jesús, diríamos: y este es el juicio; que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas (Jn 3:19-20).

La luz es un sinónimo de Jesús. En el capitulo 1 dice que Juan no era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz (v.8), es decir a anticipar la llegada de Jesús. Esa luz que alumbra a todo hombre (v.9), entonces sustituyendo en el pasaje anterior luz por Jesús diríamos: y este es el juicio; que Jesús vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que a Jesús, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia a Jesús, y no viene a Jesús para que sus acciones no sean expuestas. El mundo que es gobernado por el príncipe de la potestad de las tinieblas, no quiere venir a Jesús para no ser expuesto. Para que no quede manifiesto lo corrompido que esta. Para que su pecado no sea confrontado.

Para ilustrar este pasaje basta con ver nuestra realidad mundial. Hoy día se prohíbe en algunos países como Estados Unidos hablar con libertad de la Biblia, cuando en sus fundamentos estaba presente la Escritura. En otros países de Europa se prohíbe hablar sobre lo que Dios tiene que decir porque se considera ofensivo. Dicen que declarar la verdad bíblica hiere los sentimientos de los demás. Que cuando predicamos la verdad estamos discriminando a otros. Que los estamos condenado. Aborrecen a Jesús, la Biblia, a Dios y todo lo que tiene ver con ello porque confronta su maldad. Porque los expone. La Palabra de Dios es verdad, y escuchar la verdad siempre pesa. Siempre confronta, siempre causa intranquilidad.

La verdad prevalecerá a pesar de la oposición

Esa es la razón del por qué vemos como en pleno siglo XXI la iglesia continúa siendo perseguida, porque sigue predicando la Verdad de Dios. El mundo entero no quiere que le digan que esta mal. No quieren que le digan que sus acciones ofenden a Dios. Y al igual que Herodías quieren exterminar al mensajero, a quien lo confronta, es decir quieren erradicar a la iglesia. Sin embargo, La buena noticia es que: aun cuando muchos han sido encarcelados por negarse a hacer las cosas que van contra la voluntad de Dios, y también han sido torturados, e incluso han muerto por declarar la verdad como Juan el Bautista, este bendito Evangelio se continuará predicando en todo el mundo. Esta verdad se conocerá hasta lo ultimo de la tierra. La iglesia prevalecerá contra el reino de las tinieblas. Podrán matar uno a uno a los mensajeros pero el mensaje seguirá vivo. Lo que Dios quiere que todos oigan se oirá y se sabrá y así nadie podrá decir que no sabía. No habrá excusa para nadie. Nadie podrá alegar inocencia por ignorancia. Este glorioso Evangelio se predicará a pesar de la oposición y negación del mundo. Es verdad que han matado a muchos mensajeros y aun muchos morirán por predicar la verdad pero no podrán terminar con los heraldos nunca. Dios siempre levantará personas dispuestas a exponer la verdad divina.

El apóstol Pablo fue uno de esos mensajeros que sufrió por predicar el mensaje que incomodaba y lo dijo muy claro a Timoteo: Por el cual [el evangelio] sufro penalidades, hasta el encarcelamiento como un malhechor; pero la Palabra de Dios no está presa (2Ti 2:8). En otras palabras, aunque encarcelen, torturen o maten a los mensajeros y los traten como a criminales, la Palabra de Dios se moverá en el mundo entero con toda libertad, tal como lo hizo el Espíritu Santo en el Génesis para ordenar el caos en el que vive este mundo. La Palabra nunca podrá ser apresada, siempre hallará forma de llegar a los oídos del planeta y convencerlos de pecado. La Verdad siempre prevalecerá a pesar que el mundo entero siga llamando bueno a lo malo y a lo malo bueno. Aunque los valores del mundo estén en orden invertido, siempre la Palabra bendita de Dios será anunciada. Jesús dijo: Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra mas pequeña ni una tilde de la ley hasta que todo se cumpla (Mt 5:18).

La Palabra de Dios se moverá en el mundo entero con toda libertad, tal como lo hizo el Espíritu Santo en el Génesis para ordenar el caos en el que vive este mundo

Así que continuemos predicando este glorioso Evangelio y si incomoda, confronta, inquieta, habla del perdón y de la paz de Dios que recibimos cuando aceptamos su regalo de salvación. Me despido como siempre diciendo: haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible. 

NO CONTRISTEMOS AL ESPIRITU SANTO (2da Parte)

Espiritu SantoSiguiendo con nuestro articulo, veremos según el contexto del pasaje, ¿qué significa contristar al Espíritu Santo?

Contristar al Espíritu Santo en relación con el contexto del pasaje

En las relaciones matrimoniales existen dos principios importantes que no pueden romperse jamás, uno es el amor incondicional y el otro es la confianza entre la pareja. Si uno de estos dos llega a romperse por parte de cualquiera de los dos esposos repercutirá seriamente en la otra persona. Es decir provocará un daño considerable sobre la persona afectada de tal manera que muchas veces este daño lleva a considerar una ruptura puesto que no existe ninguna posibilidad de reconciliación. De acuerdo al pasaje y en armonía con el ejemplo se dirá que existe una relación estrecha e intima entre la iglesia de Jesucristo y Dios Espíritu Santo que puede ser afectada por parte del creyente cuando llega a realizar todo aquello que es contrario a la Santidad de Dios.

Entonces es necesario preguntar ¿Cómo es contristado el Espíritu Santo? El contexto inmediato anterior esta en Efesios 4:25-29 y dice:

Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

El pasaje habla acerca de exhortaciones hechas por el apóstol Pablo a los creyentes de Éfeso y la manera que hace para expresar sus razones es usando oraciones cortas. En estas oraciones se puede apreciar un contraste entre dos posturas. Dos posturas que están relacionadas con el estilo de vida que una persona lleva estando sin Cristo y una persona que vive en Cristo. La primera postura, tiene que ver directamente con la antigua manera de vivir de la iglesia de Éfeso. Una antigua manera de vivir que estaba inundada de pecado, maldad e inmoralidad sexual y constantes degeneraciones de la dignidad del ser humano. Por otro lado está la postura que tiene que ver directamente con la nueva naturaleza, una nueva naturaleza que es adquirida por todos aquellos que han creído el evangelio que Pablo les ha presentado. En este sentido Pablo explica que esa nueva naturaleza está precedida por cambios que deben existir en ellos, cambios que reflejen y hagan sentido con la vida de santidad de Jesucristo.

El Espíritu Santo de Dios, es quien se encarga de hacer saber al creyente cuando ha actuado de manera contraria a su santidad. El pasaje habla de aspectos negativos que existían en los Efesios tales como: la mentira, de la ira o enojo, así también acerca de hurtar, y de todas aquellas palabras que causan daño o que son tan ofensivas al grado se consideran desagradables y mal olientes. Por tal razón Pablo les deja en claro que todo aspecto negativo debe ser borrado de sus vidas, que ya como creyentes y nuevas criaturas no pueden continuar viviendo como antes lo hacían. Por tanto deben optar por vivir de forma contraria a esto negativo que Pablo les señala. Les exhorta a que cuando hablen siempre lo hagan con la verdad, que no permitan que el enojo sea una barrera para la convivencia entre ellos.

Que trabajen pero que este trabajo no se limite a generar un bien personal sino el bien de otros necesitados. Además que las palabras que hablen sean edificantes. Sean gratas. Queda claro entonces que la exhortación es a llevar una conducta intachable, una conducta de integridad, una conducta que sea el reflejo de su nueva naturaleza. El apóstol Pablo exhorta al creyente a que no continúe viviendo de manera indecorosa, ni pecaminosa, ya que al estar ligado al Espíritu Santo, estos hechos provocaran un sentimiento de aflicción, de tristeza y de perjuicio a Su Persona. Cada uno de estos señalamientos negativos provocan aflicción en el Espíritu Santo, porque no se puede comprender que una persona que es llena de Él pueda mentir, robar, ofender, destruir con palabras a otra persona. John MacArthur dice al respecto

Todo pecado es doloroso para Dios, pero el pecado en sus hijos le rompe el corazón. Cuando sus hijos se rehúsan cambiar las costumbres de la vieja vida por los caminos de la nueva, Dios se aflige. El Espíritu Santo de Dios llora por así decirlo. Todo lo que viola la voluntad de Dios y la santidad del corazón contrista a la tercera Persona de la Trinidad. [1]

Dado que el Espíritu Santo mora dentro de los creyentes es afectado inmediatamente ante cualquiera de las faltas que puedan cometerse. Si el apóstol Pablo refiere que no deben darle lugar al diablo es porque la plenitud del Espíritu debe ocupar la vida del creyente. El cuerpo es el templo del Espíritu Santo por tanto no puede ser mancillado, entorpecido o bien ensuciado. Lo cual sucede cuando el diablo tiene parte en la vida espiritual de la iglesia.

Por tanto nada que este fuera de la presencia del Espíritu Santo puede estar sustentado por Él. El creyente debe estar convencido que cualquier decisión equivocada recaerá directamente en quien lo ha redimido. Le ha mostrado la Gracia infinita de Dios. Gálatas 5:16 refiere que existen dos formas de vida para el ser humano. Una que está basada en las obras de la carne y la otra que es espiritual. Todo cristiano debe su vida a la obra que ha hecho el Espíritu Santo en su vida. Por tanto todo pecado no solo lo ofende porque es pecado sino que además porque es casi tan igual como poner en tela de juicio que un Ser Omnipotente fue incapaz de hacer la obra en la vida del creyente, cuando es el creyente quien no ha dejado que actúe por no dejar su vieja naturaleza.

El apóstol Pablo utiliza un antropomorfismo claro cuando se refiere al Espíritu Santo, y no habla de las otras personas de la trinidad dado que se trata de la persona que está relacionada en manera vivencial con el creyente tal y como Jesús les dijo que sería dicha relación. Intima, estrecha y activa. La referencia al Antiguo Testamento que hace el apóstol Pablo es la que se encuentra en Isaías 63:10, sobre esto se alude a lo que dice (comentario exegético):

No es esta una novedad doctrinal del apóstol, sino que Dios mismo ha llamado la atención a un hecho histórico en el cual los israelitas contristaron al Espíritu Santo (Is. 63:10), donde se lee en hebreo: “hicieron enojar su Santo Espíritu”, si bien la traslación de la palabra hebra está más acorde con entristecer. El versículo proporciona además un argumento firme en relación a la personalidad del Espíritu Santo, ya que el termino indica causa dolor, que solo es posible cuando se trata de una Persona de la Santísima Trinidad.[2]

En este pasaje citado la consecuencia de provocar daño a la Persona del Espíritu es que Él se volvió y peleó en contra de ellos, esta puede tomarse como una consecuencia que para nada es favorable. Cuando el Espíritu Santo esta afligido es natural que no se desarrolle un crecimiento espiritual en el creyente o bien se puede decir que se elimina la experiencia del gozo del Espíritu.[3] Dicho de otra forma el cristiano será el primero en saber cuando el gozo se pierda. El Espíritu al ser intolerante al pecado casi de inmediato iniciará redarguyendo al hijo de Dios para que se arrepienta y se ponga a cuentas a razón de limpiarse del pecado. No hacerlo llevará a vivir vidas carentes de santidad. El pecado cual sea que este sea debe confesarse, porque oculto coarta las bendiciones de Dios para sus vidas. Reconocer y confesar el pecado lleva también a que debe desecharse por completo y no permitirse la oportunidad de continuar en altas y bajas porque esto sería no estar convencido y además jugar con lo que es Santo.

[1] John MacArthur Comentario del Nuevo Testamento: Gálatas y Efesios. (Editorial Portavoz, 2010). 236

[2] Samuel Pérez Millos, M.Th. Comentario Exegético al texto griego del Nuevo Testamento: Efesios. (Editorial Clíe, 2010). 373.

[3] Ibid. 374

NO CONTRISTEMOS AL ESPIRITU SANTO (1era. Parte)

Espiritu Santo

Introducción

 El presente escrito pretende mostrar la relación estrecha que existe entre el Espíritu Santo de Dios y los creyentes. De igual manera mostrar la incidencia que tiene en Él, todo aquello que como iglesia hacemos diariamente en nuestro peregrinaje en esta tierra. El desarrollo de este articulo estará basado bajo dos divisiones principales tomando como base Efesios 4:30.[1] En primer lugar se tratará la postura de la incidencia que tienen en el Espíritu Santo las acciones indebidas que los creyentes realizan y el daño que producen en él. En segundo lugar se verán las implicaciones que tiene el hecho de ser sellados con el Espíritu Santo y el papel importante que juega Él como garantía para los creyentes.

No contristéis al Espíritu Santo de Dios

Definiendo el verbo contristar

 En los prolegómenos de este escrito se señaló que el pasaje bíblico que serviría de base para el desarrollo de este escrito es Efesios 4:30 el cual dice:

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Uno de los primeros asuntos que es necesario resolver es la definición de una palabra que si bien es cierto no parece complicada, si es poco común su empleo en nuestra jerga cristiana. La palabra lupéo es traducido por Reina-Valera. versión del 60 como contristar. Sin embargo existen otros verbos que son sinónimos y que ayudan a la comprensión de este verbo. El verbo contristar también significa: afligir, entristecer, agraviar y en voz pasiva ser agraviado.[2] Estos verbos están directamente asociados a las acciones específicamente negativas que pueden realizar las creyentes, consciente o inconscientemente hacia otra persona, hacia un ser querido, o hacia otros creyentes. Además la repercusión de estas acciones está dirigida directamente o está conectada con los sentimientos de esa persona con quien se tiene un fuerte lazo sentimental. En este caso esa persona es, el Espíritu Santo.

La tercera persona de la Trinidad

Explicar la tercera persona de la Trinidad es una tarea nada sencilla, sin embargo es más serio no creer en Él como hoy en día muchos lo hacen. Aunque el objetivo de este escrito no es explicar la persona del Espíritu Santo, si es necesario hacer alusión a su persona. El Espíritu Santo es, en este caso, la Persona que sufre o recibe la acción cuando el creyente hace algo que está en contra de Su Santidad. El Espíritu Santo es un ser infinito, por esta razón al momento de explicarse no se puede racionalizar. La trinidad tiene el significado de tres, pero a la vez también significa que los tres son unidad. Una Trinidad en unidad. El Espíritu Santo es absolutamente Dios. La Biblia presenta al Espíritu Santo como el Ser que da vida, que la sustenta, y como el Ser que guía a la iglesia. Y que así mismo es un ser con una personalidad sensible. Principalmente si de pecado se trata el Espíritu Santo por ser Dios, Santo y Puro no es tolerante al pecado o a las faltas que pueda cometer el creyente en su relación con Él.

La relación del Espíritu Santo y la iglesia

Jesús habló a sus discípulos a cerca del Espíritu Santo y lo que Él representaría en sus vidas. Jesús dijo a sus discípulos que el Espíritu Santo vendría a consolarlos, vendría a ser el medio por el cual su comunión con el Padre y el Hijo no cesaría. Así como también sería el Espíritu Santo quien los ayudaría en todo.

En Juan 14:16-17 dice: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

El pasaje expresa que el Espíritu Santo sería quien consolaría a la iglesia primitiva en aquel tiempo y lo haría en nuestro tiempo. También que el Espíritu Santo estaría con ellos y en ellos.

Así mismo en Hechos 1:7-9 narra Lucas que Jesús les dijo a sus discípulos al tiempo que partía:

No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.

Jesús asciende al cielo y una vez más hace referencia al papel que el Espíritu Santo tendría con sus discípulos, amén de provisión y sustento, el Espíritu Santo se manifestaría para llevar a cabo la misión que Cristo encomienda, testificar a las naciones.

Finalmente esta promesa es cumplida, como tantas más que han encontrado cumplimiento ya, Hechos 2:1-4 dice:

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

pentecostes1

Este suceso es el cumplimiento de la Promesa de Jesús, sin embargo cabe decir que esta promesa no es limitada. Tampoco es exclusivista a un número o grupo de personas en específico. Tampoco se puede decir que tuvo cumplimiento solo para ese día en específico. Por el contrario, el Espíritu Santo sigue bautizando, sigue trascendiendo en el tiempo y sigue manifestándose en la vida de los creyentes.

Bajo este entendido se puede decir entonces que el Espíritu Santo es parte importante en la vida del hombre que ha rendido su vida a Jesucristo. La iglesia del primer siglo, tanto como la iglesia de hoy, sigue llenándose de la presencia del Espíritu Santo para llevar a cabo la obra de Dios. El Espíritu Santo también continua capacitando, sigue redarguyendo los corazones de los cristianos, y sobre todo, sigue guiando la vida del creyente en su peregrinaje en este mundo pecaminoso para que se abstenga de hacer lo malo delante de Dios. Es decir para que procure en todo llevar una vida de santidad, integridad y sujeción a la voluntad perfecta de Dios . Es decir, una vida que refleje la presencia del Espíritu Santo en él creyente.

En el articulo siguiente veremos, como se contrista al E.S. en relación al pasaje de estudio, mientras tanto haz tu lo posible y deja que Dios haga lo imposible.

[1] En este escrito se ha tomado como base bíblica la versión de la Biblia Reina –Valera versión del año 60, salvo alguna observación diferente.

[2] Alfred E. Tuggy Léxico Griego-Español del Nuevo Testamento. (Editorial Mundo Hispano, 1996), 331.

Estrategias misioneras de Pablo en la Iglesia de Filipo (Conclusión)

 En el articulo previo iniciamos viendo algunos elementos que contiene la carta de Pablo a los filipenses, ahora continuemos a partir de un aspecto teológico relevante, la salvación.

salvacion

  1. La Salvación

El Evangelio ha progresado, ha avanzado. Los filipenses no han dejado de participar del Evangelio (1:5), La teología paulina expone que en el proceso salvífico la Trinidad tiene participación. La Salvación la inicia Dios, Jesús la lleva a cabo, y el Espíritu Santo permite al creyente experimentarla.

  1. La cristología

La carta a los filipenses también deja un mensaje cristológico. Como la mayoría de la teología paulina, la carta a los filipenses también centra su mensaje en Cristo. Como se dijo previamente la salvación es alcanzada por medio de Cristo. El himno del capitulo dos enseña a los receptores de la carta y a los cristianos de este siglo, una excelente manera de llevar la vida cristiana (2:1-11). Pablo invita a que exista en la vida del creyente el mismo sentir humilde que hubo en Cristo. Que toda persona que ha creído en Cristo debe ver a los demás como superior a él mismo. Pablo quiere que el creyente ponga su mirada en la actitud que Cristo tuvo, al despojarse de sí mismo, no se aferró a su Gloria y se hizo hombre. Las relaciones del ser humano redimido deben estar basados en la vida de Cristo. Debe ser modelada su vida a la vida de Cristo.

 La Escatología

En 1:6, 10; 2:16 Pablo describe el día de Cristo como el día de la consumación de la salvación, es decir la segunda venida de Cristo. La teología paulina del “ya pero todavía no” es manifiesta en la carta también. Si bien es cierto los filipenses se jactaban de su ciudadanía romana, en Cristo se debe gozar de la ciudadanía celestial que ya posee (Fil 3:20). Mientras esta en este tiempo ya goza de las bendiciones del Reino pero aun no se completa el gozo, sino hasta el día de Cristo. Las dificultades presentes y las necesidades son parte de la vida cristiana pero la iglesia esta llamada para obtener el premio escatológico final (3:14).

rapto1

 Análisis misionero estratégico

 El segundo viaje misionero de Pablo al igual que los otros viajes alcanzó sus objetivos primordiales, que las personas conocieran el mensaje salvífico a través del Evangelio. La vida y pasión de Cristo fue el tema central de su predicación. Las estrategias misioneras de Pablo fueron varias.

  1. Dependencia del Espíritu Santo

En el versículo 6 del capitulo 16 del libro de Hechos, se narra como fue prohibida la llegada de Pablo en Asia, por medio del Espíritu Santo. También dice el texto que se los impidió en Bitinia. A través de una visión se les mandó predicar en Macedonia. Entonces toda expedición misionera debe estar dispuesta por la dependencia al Espíritu Santo. Antes de iniciar el primer viaje misionero fue el mismo Espíritu quien pidió a Pablo y Bernabé para emprender esta travesía.

  1. Iglesia enviadora

La labor misionera debe estar apoyada por una iglesia que lo respalde. En el primer viaje misionera de Pablo la iglesia oró por ellos antes de empezar este recorrido. El trabajo misionero resulta mas difícil llevarlo a cabo sino se cuenta con una iglesia que lo respalde. La iglesia se compromete a orar constantemente por el misionero, se puede y debe comprometer con el sustento económico, y el cuidado pastoral.

  1. Apoyo misionero

Otro aspecto relevante de la labor misionera de Pablo es que generalmente viajaba acompañado. Realizaba la labor misionera pero también discipulaba a quienes lo acompañaban. En el caso de Lucas como se ha dicho pudo ser quien se quedó a cargo de la iglesia de Filipos. Pablo buscó que otras personas se involucraran en el trabajo. Para el caso de los casados su esposa se convierte en apoyo a su labor, pero también se requiere formar equipos de trabajo en la labor misionera. La ayuda fraternal ayuda mucho en esta causa.

iglesia-misionera-cruz-reflejada-en-mapa

  1. La ubicación de los lugares de reunión

 Conociendo que las personas se reunían en los días de reposo, Pablo fue en búsqueda de ellos. Una estrategia que Pablo empleó fue esa precisamente que los lugares donde predicara estuvieran concurridos. En algunos casos fueron las sinagogas donde Pablo discutía sobre el cumplimiento de la llegada del Mesías. A través de ello muchas personas aceptaron que Jesús era aquel a quien ellos esperaban.

  1. El mensaje es predicado sin restricción

En el primer grupo de personas alcanzadas en Filipo se encontraba Lidia. Y otras mujeres. Es decir que no puede limitarse la predicación a un grupo especifico de personas. Pablo a pesar de ser judío no vio con malos ojos predicarle a aquellas mujeres. De igual manera sucedió con la familia del carcelero que se convirtió durante el incidente en la cárcel. Pablo estaba fijado en predicar el Evangelio y eso hizo. Sin distinción.

  1. Enfrentar las adversidades

La joven endemoniada resultó un problema para Pablo, pero no fue razón para no enfrentarlo. Esto le acarreó mas problemas aparentemente pero no fue así. Le abrió la posibilidad de predicarles a otros como el carcelero y su familia.

  1. Seguimiento a la iglesia

Como se ha dicho se presume que fue Lucas quien se quedó asignado para continuar la labor con la iglesia de Filipo. Un gentil a los gentiles. Una iglesia autóctona guiada por alguien que pudiera identificarse con ellos. Los misioneros pueden plantar iglesias pero es mejor cuando se establecen liderazgos propios de los lugares donde se planta las iglesias.